Errores. La maquinaria que trabaja en la ampliación de la carretera a Zacatecas también ha dañado bardas de propiedades privadas | Foto: JORDI SIFUENTES
La maquinaria que trabaja en la ampliación de la carretera a Zacatecas también ha dañado bardas de propiedades privadas

La instalación de las líneas de conducción de agua por parte de Aguas de Saltillo en las obras de ampliación de la carretera Saltillo-Zacatecas lleva un avance del 45 por ciento, informó Jordi Boch Bragado.

Sin embargo, los obstáculos no han faltado, pues la aquinaria ya ha roto en varias ocasiones la tubería anterior que se está reponiendo, con los consecuentes atrasos, que a decir de la empresa no han sido importantes.

Como se recordará, Agsal contrató un crédito de 60 millones de pesos para la sustitución del ducto antiguo, en el tramo que va del Rastro Municipal a Derramadero. 

La nueva línea que se está colocando es de una longitud total de 6 mil 650 metros de conducción.

El funcionario dijo que ya tienen las piezas con las que se reparará lo más rápido posible la parte dañada y que no afecte mayormente.

“Esa tubería ya se ha reventado varias veces y no hemos tenido una afectación tan importante”, indicó.

Boch Bragado recordó que la tubería que se está sustituyendo fue colocada en el año de 1994. 

50 MIL MEDIDORES ASEGURADOS

En la ciudad, unas 50 mil cuentas tienen contratado el seguro de medidores con Aguas de Saltillo, a fin de prever los daños a los mismos causados por las bajas temperaturas invernales, informó Boch Bragado.

El gerente de Aguas de Saltillo informó que el porcentaje que mantiene asegurado sus medidores es del 20 por ciento, ya que la paramunicipal tiene activas 250 mil cuentas.

El ejecutivo de la empresa paramunicipal precisó que en el invierno el año pasado, en realidad no se utilizó el seguro por parte de ningún usuario por descomposturas  a causa del frío, pero que hace 2 años, al haber heladas fuertes, uno 8 mil asegurados recurrieron al uso de la póliza.