Especial
Los pacientes y las familiares de estos señalaron que acuden a las farmacias y les dicen que no les pueden surtir el medicamento, con la justificación de que no hay insumos

Al desaparecer el Seguro Popular y crearse el Instituto de Salud del Bienestar (Insabi), hay dudas entre la derechohabiencia, debido a que, a partir del primero de enero, en los hospitales públicos de Sinaloa dejaron de surtir medicamentos.

En un sondeo, los pacientes y las familiares de estos señalaron que acuden a las farmacias y les dicen que no les pueden surtir el medicamento, con la justificación de que no hay insumos; mientras que a otros les comentan que el Seguro Popular ya no existe, por lo que deben esperar hasta nuevo aviso, teniendo que cubrir el gasto de hasta las batas quirúrgicas, ya que el personal les dice no contar con las suficientes para atender la demanda en el área de hospitalización.

Esta situación pone en incertidumbre a los pacientes, ya que mencionan que los médicos y el personal administrativo les dicen que pueden dejarse de cubrir las enfermedades más costosas por la falta de presupuesto. 

“Acá nadie nos ha informado de nada. Según ellos, todo sigue igual, pero va uno a la farmacia o está cerrada; y cuando la abren, no dicen que no hay medicinas”, dijo Jaziel Medina. 

El director del Hospital General de Culiacán, Aarón López Monge, confirmó que se ha limitado la entrega de medicamentos debido a que con los que cuentan pertenecen al Seguro Popular; y al no existir reglas de operación, se desconoce la forma en la que podrán funcionar mediante este nuevo programa de salud: “Nosotros estamos atendiendo a todos, no tenemos indicaciones precisas, y no tenemos indicaciones de cómo justificar la salida del medicamento”, dijo el funcionario estatal. 

Incertidumbre
Por su parte, la directora del Instituto de Cancerología, Iveth Palma, dijo que existe incertidumbre sobre cómo va a funcionar el programa, en especial en los pacientes con cáncer, donde se les atiende mediante el seguro de enfermedades catastróficas, ya que los tratamientos son muy costosos. Además, al no haber algunas claves medicinales, los pacientes compran el medicamento, y posteriormente se hace el reembolso al solicitarse una factura. 

En una visita al Instituto de Cancerología, los pacientes mencionaron que no les han informado a qué razón social se pedirá la factura ni la fecha en que se emitirá el pago a quienes se les adeuda. 

Especial

En el Hospital Pediátrico, la directora, Esthela Robledo, dijo que siguen trabajando de manera normal, sin cuota de recuperación en las consultas y atención en urgencias. 

Mientras, el director del Hospital de la Mujer, Óscar Garzón López, aclaró que, al suspenderse los partos en el Hospital Civil de Culiacán, los afectará, por lo que están en espera de que se les entreguen las reglas de operación. Mientras tanto, seguirán prestando el servicio a la población sinaloense de manera normal.

Encinas llama a los pacientes a acudir con directores
Ante los rumores y la incertidumbre que existe sobre cómo funcionará el Insabi al desaparecer el Seguro Popular, el secretario de Salud del estado de Sinaloa, Efrén Encinas Torres, dijo que la instrucción para todos los directores de los hospitales públicos de la entidad es que se atienda a los pacientes que no tengan seguridad social sin costo alguno; además, que se realicen estudios, se entreguen medicamentos y se brinde toda la atención necesaria, ya que esto es un compromiso de las autoridades estatales y federales en lo que se dan las reglas de operación para el nuevo sistema de salud que se implementará en el país.

El funcionario estatal dijo que se tiene garantizado un abasto en insumos y medicamentos para los primeros tres meses del año, por lo que, en el caso de los reembolsos a los pacientes que cubren la compra de medicamentos, solicitó que estas cuestiones se revisen de manera directa con los directores de los nosocomios para dar una solución.