Foto: Orlando Sifuentes
Isidro López Villarreal dejó en suspenso si va a dejar proyectos a medio ejecutar y que tendría que costear el gobierno entrante

La actual administración de Saltillo dejará entre 10 y 40 millones de pesos disponibles en bancos, señaló el alcalde Isidro López Villarreal, quien insistió en no llamar deuda al crédito de 120 millones de pesos que dejará con proveedores y que heredará a la siguiente gestión.

“Es un crédito por proveedores en donde nos los dan sin cobrar intereses, es algo muy diferente, es algo que se genera año con año”, insistió el Munícipe, quien inauguró ayer el congreso #Ciudadanizate Justicia 2017, efectuado por el Consejo Cívico de Instituciones de Coahuila.

López Villarreal dejó en suspenso si va a dejar proyectos a medio ejecutar y que tendría que costear el gobierno entrante.

“Va a depender de cómo nos vaya y cuándo nos llegue el recurso, cuándo se autorice, probablemente dejemos algunos pendientes, pero vamos a buscar no dejar nada”, externó.

Cabe señalar que la administración de Jericó Abramo Masso dejó en bancos alrededor de 84 millones de pesos para que se pudiera liquidar el adeudo con proveedores, que era de 80 millones.