Fotos: Josué Rodríguez
Pacientes se quejan de que a todos los citan a las 8:00 de la mañana y hasta las 9:00 enfermeros pasan a los vehículos a anotar, ratificar la cita y a proporcionar el número de turno

Acuña, Coah.- Ciudadanos y ciudadanas  denuncian un serio burocratismo en el procedimiento para la toma de pruebas COVID-19.

Y es que a todos y todas las citan a las 8:00 de la mañana y no es hasta las 9:00 cuando enfermeros pasan a los vehículos a anotar, ratificar la cita y a proporcionar el número.

"Hay gente que llegamos desde las 7:00 de la mañana, y es hasta las 9:00 cuando pasan a pedirnos los datos. Se requiere menos burocracia y otros procedimientos que agilicen todo", expresó Ricardo Rodríguez, formado en la fila.

Cada día en la jurisdicción 02 de la Secretaría de Salud se anotan para cita a 130 personas para realizar la prueba COVID-19, quienes deben esperar hasta 5 horas en la fila.

Hay quienes durante ese tiempo tienen ganas de ir al sanitario y no hay cerca alguno, teniendo que buscar o bien salirse de la fila perdiendo su lugar.

También se ven afectados los que deben desayunar y deben buscar a su alrededor que comprar, lo que les genera un gasto extraordinario.

En los laboratorios particulares máximo se tarda una persona media hora en entrar a realizarse la prueba COVID-19, previa cita.