Chavita, como lo conocían en el sector, se topó con un perro de la raza pitbull “red nose”. El animal salió de la casa de la vecina, persiguió al pequeño, lo atacó y mordió en el rostro y cuello hasta matarlo en medio de la calle.

Monclova, Coahuila.- Veronica Pérez enterró a su hijo “Chavita” en el panteón Sagrado Corazón de Estancias. Lo despidió con flores, globos blancos, llanto y desesperación por no haber podido evitar la muerte del segundo de sus tres hijos. 

Jesús Salvador de cinco años de edad falleció el miércoles 16 de marzo por el ataque de un perro en la colonia Oscar Flores Tapia, a dos cuadras de su casa.

Foto: Nadia Betancourt

Ese día no fue a la escuela, salió a visitar a una vecina con la intención de jugar desde temprano con sus amigos, pero no los encontró.

Chavita, como lo conocían en el sector, se topó con un perro de la raza pitbull “red nose”. El animal salió de la casa de la vecina, persiguió al pequeño, lo atacó y mordió en el rostro y cuello hasta matarlo en medio de la calle.

Foto: Nadia Betancourt

El lugar fue marcado con una cruz y el cuerpo trasladado a la Funeraria 288 que se encuentra en la Zona Centro de Monclova sobre la calle Ildefonso Fuentes.

Foto: Nadia Betancourt

La misa se realizó en la iglesia Santiago Apóstol y posteriormente los amigos, vecinos y familiares siguieron la carroza hasta el panteón Sagrado Corazón de Estancias.

Foto: Nadia Betancourt

Todos lloraban mientras trataban de dar consuelo a la señora Verónica Pérez, quien permaneció un poco alejada del lugar en donde fueron depositados los restos de su hijo.