Jessica Johana Oseguera fue capturada por elementos de la DEA | Foto: Especial
Elementos de la DEA detuvieron a Jessica Johana Oseguera, hija del líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)

Elementos de la DEA detuvieron en Estados Unidos a Jessica Johana Oseguera, hija de Nemesio Oseguera, alias "El Mencho", líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), ligada con el lavado de activos de la organización criminal.

Jessica Oseguera está enlistada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos como propietaria de empresas ligadas al lavado de dinero por parte del CJNG.

Las empresas con las que la OFAC liga a Jessica son Las Flores Cabañas, en Tlapalpa, Jalisco; Mizu Sushi en Puerto Vallarta, Jalisco; Onze Black en Guadalajara, Jalisco.

En México está acusada de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita y tiene una orden de aprehensión vigente.

De acuerdo con el Juicio de garantías registrado bajo el número de expediente 38/2018 ante el Sexto Tribunal Unitario del Tercer Circuito está vigente, por lo cual las autoridades mexicanas solicitarán su extradición a México.

Rubén Oseguera, hijo de El Mencho | Foto: Especial

Juez ordena que 'El Menchito' espere juicio en prisión

Un juez federal en Washington rechazó que Rubén Oseguera, hijo de El Mencho, líder del cártel de Jalisco Nueva Generación, espere su juicio en libertad.

La fiscalía federal argumentó la semana pasada que Rubén Oseguera representaba un riesgo evidente de fuga y debía permanecer bajo custodia.

Oseguera, quien fue extraditado a altas horas de la noche desde México antes de su comparecencia inicial en la corte el viernes de la semana pasada, había solicitado tiempo adicional para poder contratar a un abogado.

Su nuevo abogado defensor, Danny Onorato, optó por no oponerse a la postura del gobierno, despejando el camino para que el juicio contra Oseguera pueda comenzar este viernes.

Oseguera, de 30 años, se ha declarado inocente de los cargos de asociación delictuosa para distribuir grandes cantidades de cocaína y metanfetaminas, y de uso de armas de fuego durante un crimen de narcotráfico. De ser declarado culpable enfrenta una sentencia de al menos 15 años en prisión.

Con información de AP