Acción. Un Juez dio formal prisión a Zhenli Ye Gon por su probable responsabilidad en 12 delitos. / Foto: Internet
Un juez federal dictó auto de formal prisión contra el empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon, por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, contra la salud y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército

CDMX.- Un juez federal dictó auto de formal prisión contra el empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon, por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, contra la salud y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército. 

Luego de nueve años, el empresario fue extraditado de EU a México el martes pasado y trasladado a la prisión del Altiplano para enfrentar las acusaciones en su contra. 

El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México con sede en Toluca informó que debido a la gravedad de los 12 delitos que se le imputan no tendrá el beneficio de la libertad provisional. 


“El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México con sede en Toluca, informa, en la causa penal 25/2007-VIII y sus acumuladas iniciada en contra de un empresario mexicano de origen chino, que dictó auto de formal prisión, como probable responsable de la comisión de 12 delitos catalogados como graves; razón por la cual no tiene el beneficio de la libertad provisional bajo caución”, informó el juzgado en una tarjeta informativa. 

Agregó que se le acusa de introducir, transportar, producir y poseer psicotrópicos derivados de la pseudoefedrina al País, además “de contribuir por cualquier medio al desvío de productos químicos esenciales (ácido sulfúrico) para producir narcóticos”. 

El empresario fue detenido en 2007 en Estados Unidos, luego de que se fugara de México tras la confiscación de 205 millones de dólares en efectivo en su casa de las Lomas de Chapultepec. Ese mismo año, se libró una orden de aprehensión en su contra.