Archivo
Cinco dietas recomendadas por los famosos, que hay que evitar en 2018, según los expertos en nutrición

Hay cinco dietas que en este momento están siendo promovidas por  varias celebridades, pero que deberían evitarse, según la recomendación de nutriólogos británicos.

“Si algo en esas dietas suena demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que sea mentira”, dice Sian Porter, de la Asociación de Dietistas Británicos (BDA), quien dio a conocer un listado de las dietas propuestas.

El listado incluye la dieta crudivegana, la dieta alcalina, la Pioppi, la cetogénica y la ‘suplementada’.

La Fundación Británica de Nutrición está de acuerdo con que es mejor evitar esos cinco regímenes alimentarios.

Veamos las características de cada uno de ellos.

Dieta crudivegana
Se trata de un plan de alimentación basado en alimentos crudos, es decir, aquellos que no han sido modificados, enlatados ni procesados, y que tampoco han sido calentados a más de 48ºC.

Sus partidarios argumentan que el calor altera los componentes de ciertos alimentos, principalmente sus enzimas naturales.

“La gente piensa que ser vegano es un sinónimo de saludable, pero es una dieta que requiere una planificación cuidadosa para asegurarse de no perder nutrientes importantes”, dice el doctor Sian Porter, quien recomienda a los veganos tomar suplementos de vitaminas como la B12 y la D, para compensar la falta de esos nutrientes en la alimentación vegetariana.

Dieta alcalina
Esta dieta pretende equilibrar los valores de pH (factores de acidez) para promover los  alimentos  que actúan como factores de alcalinidad (que es lo contrario a la acidez).  

Aunque suene extraño un alimento no tiene que ser ácido de origen para ser rechazado por los que se adhieren a esta dieta. Por ejemplo,  en este grupo se incluyen las frutas cítricas que, aunque pueden ser muy ácidas, promueven un resultado alcalino una vez que se encuentran en el sistema gastrointestinal.

Entonces, ¿cuáles otros alimentos son alcalinos?

En este grupo entran hortalizas como la papa y el ajo, el consumo de hojas verdes, los brotes, los germinados y las legumbres. Y todos los cereales, incluyendo la avena, el trigo y el arroz.

El jugador de fútbol americano Tom Brady y la duquesa de York son algunos de los famosos que promueven la alimentación alcalina.

Esta dieta se basa en la teoría de que es posible cambiar el equilibrio del pH (acidez y alcalinidad) del cuerpo y de la sangre a través de los alimentos que comemos. Sin embargo, hasta ahora no hay evidencia que respalde esta teoría.

Sus defensores afirman que el ‘exceso de acidez’ en el cuerpo contribuye al desarrollo de enfermedades como la artritis, osteoporosis, trastornos renales y hepáticos, e incluso el  cáncer.

Y proponen consumir ‘alimentos alcalinos’, que son principalmente las frutas y verduras, para corregir la acidez.

Pero, según el Cancer Research UK, una organización que investiga sobre el cáncer en Reino Unido, comer más frutas y verduras puede ayudar a perder peso y a una alimentación más saludable, sin cambiar el pH de la sangre.

Según Porter, si esa dieta funciona para perder peso, es porque es muy baja en calorías.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido dice que la dieta alcalina carece de evidencia y aconseja no suprimir ciertos grupos de alimentos, como sugieren algunas versiones de la dieta.

Archivo

La dieta suplementada
Los nutriólogos siempre han cuestionado el uso de los ‘suplementos alimentarios’,como sustitutos de ciertos grupos de alimentos, como es el caso de esta dieta, basada en una serie de batidos de frutas y verduras, promocionados por la celebridad británica Kate Price, para modificar el contenido de los desayunos y las comidas, y sobre todo para evitar el consumo de antojos durante el día.

Mientras que la pérdida de peso rápida que induce esta dieta puede ser motivante, la Fundación Británica de Nutrición (BDA) dice que se trata de una dieta insostenible y que los supresores del apetito no son una forma saludable ni recomendable de perder peso.

Sarah Coe, de la Fundación Británica de Nutrición (BNF), cree que “los suplementos alimentarios o los productos de reemplazo de comidascompletas pueden ser útiles para personas que tienen mucho peso que perder, pero siempre deben usarse bajo la supervisión de un profesional de la salud”.

Precisamente la dieta se llama ‘suplementada’ porque tiene que ser apoyada por suplementos alimentarios que aseguren la ingesta de todos los nutrientes vitales que requiere el organismo.

La dieta Pioppi
La dieta de Pioppi promueve los principios de la dieta mediterránea para perder peso y reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Sus creadores, el doctor Aseem Malhotra y Donal O’Neill, recomiendan una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables, con frutas, verduras, pescado, aceite de oliva y de coco, vino de mesa y ejercicio.

El BDA acusó a los proponentes de esta dieta de ‘alterar la verdadera dieta mediterránea’ para su beneficio, diciendo que era “ridículo” incluir en ella el aceite de coco, que es una de sus sugerencias.

“Todos piensan que por ser  una dieta al estilo mediterráneo es una de las más saludables a seguir, pero es muy baja en carbohidratos”, describe Porter.

La Fundación Británica de Nutrición coincide y dice que una dieta mediterránea tradicional generalmente incluye pasta y arroz en cada comida.

Según Porter, “la razón de que podría ayudar a perder peso es porque se consumen alimentos saludables y bajos en calorías”.

El doctor Malhotra, cardiólogo y asesor del Foro Británico de Obesidad opina que “la dieta Pioppi es una versión de la dieta mediterránea, que juega con los secretos de uno de los pueblos más saludables del mundo y con los últimos avances de la investigación médica. 

Dieta Cetogénica
La premisa de esta propuesta es consumir una dieta baja en carbohidratos, alta en nueces y semillas, y moderada en proteínas.

El objetivo es llevar al cuerpo a un estado de ‘cetosis’, porque no tiene la glucosa de los carbohidratos, y en su lugar quema la grasa para producir energía.

Según Porter, al no comer carbohidratos evitas comer las cosas cargadas de calorías que generalmente los acompañan: “por ejemplo, si reduces los ‘carbos’, estás evitando la pasta, si reduces el pan estás evitando la mantequilla, y si no comes pastel, no ingieres azúcar”.

Esos son los principios de la dieta cetónica. El BNF señala que puede ser efectiva para perder peso a corto plazo, pero esa pérdida puede ser difícil de mantener a través del tiempo. 

Qué hacer
Entonces, ¿cuáles son, en síntesis, las recomendaciones de los especialistas para bajar de peso?

A continuación algunas de las sugerencias de la Asociación de Dietistas Británicos (BDA) sobre las mejores maneras de perder y conservar la pérdidade peso…

-Mantenga un registro de los alimentos consumidos y  de su estado de ánimo para tratar de descubrir si hay una conexión entre ambos, y en ese caso controlar los tipos de alimentos que ingiere.

-Divida el plato a la mitad, con verduras o ensalada de un lado, y proteínas y carbohidratos como las papas y el arroz, en el otro lado. 

-Establezca metas realistas: por ejemplo, perder solo 5 a 10% de su peso tiene enormes beneficios para la salud.

-Evite comer al mismo tiempo que hace otra cosa, como mirar televisión, ya que esto puede hacer que coma en exceso, al no estar consciente de lo que ingiere.