Foto: Archivo
Los grupos parlamentarios de oposición al PRI, criticaron el segundo incremento al precio de la gasolina, al señalar que la política económica que impulsa el gobierno federal impacta de manera directa los bolsillos de los ciudadanos

CIUDAD DE MÉXICO .- Los grupos parlamentarios de oposición al PRI, criticaron el segundo incremento al precio de la gasolina, al señalar que la política económica que impulsa el gobierno federal impacta de manera directa los bolsillos de los ciudadanos, sobre todo, cuando los precios de los hidrocarburos van a la baja.

El coordinador de los diputados del PAN, Marko Cortés, señaló que es una ‘pésima’ idea del gobierno federal llevar al máximo los precios de las gasolinas, de ahí que su exigencia en el paquete económico del 2016, fue reducir los precios de la gasolina, a fin de reactivar la economía.

“El presidente Enrique Peña Nieto ofreció que no habría ni un aumento más este año, y ya vimos que faltó a su palabra. Esperamos que esta vez no haya oído sordos por parte del gobierno y del PRI, para que en próxima discusión que tendremos del PEF 2017 finalmente la disminución del IEPS”, sostuvo.

El coordinador del PRD, Francisco Martínez Neri, agregó que el nuevo gasolinazo comprueba una vez más la privatización de los energéticos, perjudicando la economía popular.

“Revisaremos el tema en la discusión del próximo Presupuesto, pues considero que es necesario tocarlo, pues el crecimiento económico es paupérrimo, apenas del 2% en promedio, y el salario mínimo no se ha elevado”, anotó.

Foto: Especial

El diputado Vidal Llerenas (Morena), agregó que el incremento de los precios de gasolina y electricidad responden al hecho de que los energéticos siguen siendo parte fundamental de los ingresos públicos.

“Ante la caída de los precios del petróleo la opción fue incrementar los precios de las gasolinas. La recaudación de gasolinas es al día de hoy un monto similar al que logró la reforma fiscal de hace dos años”, expresó.

El líder blanquiazul en el Senado, Fernando Herrera, señaló que el segundo incremento a la gasolina y la luz impactan de manera directa a los mexicanos, esto como resultado de una economía estancada y de un los aumentos inflacionarios.

“Los senadores del PAN acordamos con toda responsabilidad acciones que emprendan la defensa del poder adquisitivo de las familias mexicanas, mermado ahora por alzas en precios, como los que se han venido dando a las gasolinas”, sostuvo.

La vicecoordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna, anotó que mientras los precios de los hidrocarburos van a la baja, el costo para el consumidor va a la alza, siendo los únicos beneficiados los consorcios del sector.

“La realidad es que el gobierno federal ha perdido el control sobre aspectos fundamentales como lo ocurrido con el gas LP y está demostrando su incapacidad para regular los excesos de las empresas en materia de combustibles”, anotó.