Jorge Zermeño, alcalde de Torreón / Foto: Sandra Gómez
Seguirá colaborando en la administración municipal en otra área

TORREÓN, COAH.- Durante una reunión con elementos de Tránsito y Vialidad, el alcalde Jorge Zermeño Infante dijo que separó del cargo como director de Tránsito y Vialidad a Pedro Luis Bernal Espinoza, para facilitar las indagatorias, pero no fue despedido, pues es una víctima de la situación y seguirá colaborando en la administración municipal en otra área.

El Alcalde ordenó durante la reunión a los uniformados ser respetuosos con los ciudadanos y no responder a ningún tipo de agresión. 

Respecto a los ciudadanos, el alcalde solicitó que si al conducir comente alguna falta al reglamento, la acepten y si no están de acuerdo procedan a través de los mecanismos para impugnar las multas y arreglar la situación.

“Para que se genere un enfrentamiento se requieren dos, en los hechos que se relatan hubo provocaciones, agresiones y lesiones hacia los agentes, uno de los cuales declara que lo estaban ahorcando, pero fue auxiliado por algunos ciudadanos que se dieron cuenta de lo que sucedía”, señaló. 

El edil pidió a la Fiscalía General del Estado que el proceso en contra del exdirector de la corporación y de los seis elementos vinculados, se lleve conforme a la ley, se les respeten los derechos y se investigue no sólo a los oficiales, sino también a los agresores originales.

POLICÍA CONDUCÍA EBRIO

Informó que una de las personas que participó en el enfrentamiento ocurrido el 19 de septiembre contra los elementos de Tránsito trabaja en el Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATES). 

“Esa persona, además de manejar en estado de ebriedad, a las 3 de la mañana conducía un vehículo compacto con las luces apagadas y ese fue el motivo de su detención”, recordó Zermeño.

Aclaró que ese elemento fue el que en estado de ebriedad provocó el enfrentamiento y fue una mujer de la Policía Estatal la grabó los hechos.