Foto: AP
"Trump no es apto", se lee en el texto: "Cada segundo que permanece en el puesto es una amenaza para el orden público y la seguridad nacional"

El diario The Washington Post pidió esta noche la renuncia del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, luego de arengar la toma del Capitolio, congreso estadounidense, por parte de manifestantes y simpatizantes del mandatario saliente.

En un editorial publicado en su sitio web, el diario recordó que Trump impulsó a la muchedumbre, y les pidió "ser salvajes".  Invitó a la gente a marchar y a "mostrar fuerza". Incluso después de que, mediante un video, pidió a los simpatizantes irse, el mandatario justificó la violencia y aseguró que este tipo de incidentes ocurren por que la victoria le fue arrebatada.

El rotativo argumenta que la negativa de Trump a admitir su derrota y su incitación incansable a sus partidarios” fue lo que derivó en el ataque de esta miércoles de sus simpatizantes al Capitolio.

"Trump no es apto", se lee en la pieza. "Cada segundo que permanece en el puesto es una amenaza para el orden público y la seguridad nacional".

Llamó a Pence a reunir al gabinete e invocar la Enmienda 25 de la Constitución, declarando que Trump es “incapaz de desarrollar los poderes y deberes de su cargo”. El Congreso, añadió, debería actuar en consecuencia y ratificar la acción de Pence, en caso de que Trump se resista. “Pence debería servir -como presidente interino- hasta que el presidente electo, Joe Biden, tome posesión, el 20 de enero”.

El asalto al Capitolio se produjo poco después de que las dos cámaras convinieran para certificar los votos del Colegio Electoral que han dado como ganador de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre al demócrata Joe Biden sobre Donald Trump.

Por su parte, el diario The New York Times,  en su editorial titulado “Trump es culpable del ataque al Capitolio”, dijo que la retórica sediciosa del presidente desató lo que pasó este miércoles y que por ello debe rendir cuentas, vía destitución o juicio criminal, “Y lo mismo va para sus simpatizantes que perpetraron la violencia”. 

De acuerdo con el rotativo, “esto no es sólo un ataque a los resultados de la elección 2020. Es un precedente para cualquier oposición similar a los resultados de elecciones futuras. Debe ser claramente rechazado”. En cuanto a los líderes del Partido Republicano, considera que “también tienen su parte de responsabilidad por el ataque al Capitolio”.

Los miembros de seguridad y policiales del Capitolio desenfundaron sus armas en el interior de la sede del Legislativo mientras los legisladores y el propio vicepresidente, Mike Pence, que iba a presidir las sesiones de este miércoles, eran evacuados de emergencia. Una mujer murió herida de bala.

Varios miembros de las fuerzas de seguridad apuntaron con sus armas a manifestantes desde el interior del pleno de la Cámara de Representantes, una escena inédita en la historia reciente de Estados Unidos.

Finalmente, los agentes sobrepasados dejaron que los manifestantes camparan a sus anchas durante varias horas por el edificio del Capitolio, llegando a ocupar las oficinas de los legisladores o llevarse parte de los símbolos de la sede más importante del Gobierno estadounidense.

Trump pidió en un video publicado en las redes sociales que los manifestantes regresaran a casa "en paz", pero reiteró las acusaciones de fraude, sin fundamento, que han llevado a miles de personas a ocupar Washington.

Durante la mañana, el presidente arengó a sus seguidores y volvió a asegurar que le han robado la victoria electoral ilegalmente.

 

 

 

 

Trump ha animado a oponerse a la victoria electoral de Biden de todas las maneras posibles, incluso presionando al vicepresidente a rechazar el resultado, verificado por todos los estados de la Unión, para oponerse por primera vez en la historia del país a la certificación electoral.

"La mecha fue encendida por Donald Trump", denunció el exmandatario Barack Obama.

Los debates en el Congreso no pudieron reanudarse hasta alrededor de las 8H00 pm

Al reanudarse la sesión, el vicepresidente Mike Pence, quien se desmarcó desde temprano de Trump, rechazando que él tuviera el poder de revertir el resultado electoral en la sesión del Congreso, dijo que la violencia “no triunfará”.

(Con información de agencias)