Steelers ha sabido mantenerse invicto gracias a un gran balance entre una férrea defensiva y una ofensiva letal. AP
Steelers y Titans se juegan el honor por mantenerse invicto por 7 semanas en la temporada de la NFL

TENNESSEE.- Si el hecho de mantener el paso perfecto en la actual temporada no es suficiente, los Titans y Steelers tienen otro incentivo para salir por la victoria: La historia.

Pittsburgh (5-0) y Tennessee (5-0) protagonizarán el domingo apenas el sexto juego en la era del Super Bowl entre dos equipos con récord invicto después de, al menos, seis semanas. El ganador de los cinco duelos previos de este tipo ha llegado hasta el Super Bowl.

Pensar que esa tendencia prevalecerá podría parecer apresurado, pero no descabellado.

Programado para la semana 3 y aplazado por el brote de COVID-19 en varios jugadores los Titans, promete un choque de fuerzas entre dos conjuntos que han transitado rutas distintas durante su marcha perfecta.

“Son la clase de partidos por lo que uno se desvive”, declaró el linebacker de los Titans Rashaan Evans.

Tennessee llega armado con la segunda mejor ofensiva de la NFL (32.8 puntos por encuentro) y con el líder en yardas por tierra en Derrick Henry (588 yardas y seis anotaciones). Un equipo que en su victoria de la semana pasada ante Houston se convirtió en el primero en la historia de la liga con un quarterback —Ryan Tannehill— de al menos 350 yardas y un corredor con 200 yardas en un juego.

Pittsburgh aspira a contrarrestar todo ese potencial ofensivo con la segunda mejor defensiva de la NFL (285.2 yardas por encuentro) y la segunda mejor contra la carrera, un grupo que ha permitido 75 yardas terrestres o menos en tres de sus cinco juegos en la campaña. Con dos intercepciones y cuatro sacks la semana pasada ante Cleveland, los Steelers se convirtieron en el segundo equipo en la historia con al menos tres capturas y una intercepción en cada uno de sus primeros seis juegos de la temporada, uniéndose a los Giants de 1985.

Robar balones no será sencillo para la defensiva de Pittsburgh ante un equipo que apenas tiene tres pérdidas en lo que va de temporada, segunda menor cifra en la NFL, dos de ellas intercepciones de Tannehill. Presionar al pasador podría ser otra historia, los Steelers encabezan la liga con 24 sacks y Tennessee no contará con el tackle izquierdo Taylor Lewan, quien salió con una lesión en la rodilla la semana anterior y está fuera el resto del calendario.

¡Al abordaje!

En su juego más reciente, los Raiders (3-2) le quitaron el invicto de manera sorpresiva a los campeones Chiefs y, como recompensa, recibieron su semana de descanso. Tal vez les resulte contraproducente.

El equipo envió el miércoles a sus cinco linieros ofensivos titulares a casa como parte del rastreo de contactos después de que el tackle Trent Brown fue colocado en la lista de reservas por COVID-19 tras dar positivo. Eso podría ser un problema mayúsculo en cualquier otra semana y particularmente preocupante de cara al duelo ante los Buccaneers (4-2).

En juego el invicto

Los Seahawks (5-0) y los Cardinals se suponía que se enfrentarían en la tarde, pero se trasladó para el Juego de Domingo por la Noche debido a las preocupaciones por contagios de coronavirus que rodean el enfrentamiento entre Buccaneers y Raiders.

Ahora, uno de los mejores de la NFC se enfrentará a una de las mayores sorpresas en un horario de máxima audiencia que podría tener consecuencias en la postemporada. Russell Wilson y Kyler Murray son dos de los jugadores más emocionantes de la NFL y los únicos dos mariscales de campo titulares en la NFL que no miden más de 1.85 metros.