Foto: Nadia Betancourt
Su esposa Hilda Catalina Guzmán tuvo que ser operada de la vesícula en un hospital privado porque en el ISSSTE no había personal ni herramientas para realizar la intervención

El señor José Antonio Reina Ramos acusó de negligencia médica al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por el reciente fallecimiento de su esposa de 53 años.

A las 11:00 horas se presentó en el ISSSTE acompañado por sus vecinos de la colonia Oscar Flores Tapia y compañeros de trabajo, para manifestarse en contra de los deficientes servicios médicos que ofrecen.

Informó que su esposa Hilda Catalina Guzmán tuvo que ser operada de la vesícula en un hospital privado porque en el ISSSTE no había personal ni herramientas para realizar la intervención.

Posteriormente tuvo complicaciones de una obstrucción biliar y regresó al ISSSTE para que la atendieran pero no pudieron estabilizarla, por lo que fue necesario trasladarla al hospital número 7 del IMSS.

Foto: Nadia Betancourt

José Antonio comentó que el médico de guardia no firmó el documento que se requería para trasladar a su esposa a la clínica 25 de Monterrey, por lo que falleció el 6 de diciembre.

“No le dieron una oportunidad de luchar por su vida porque no nos dieron a tiempo la firma para llevarla a Monterrey, eso era clave para que ella sobreviviera, tuvimos que esperar y cuando llegamos a la clínica 25 ya era demasiado tarde”, expuso.

Por lo anterior, decidió hacer una manifestación con el apoyo de sus vecinos y compañeros de trabajo en las instalaciones del ISSSTE, en donde dio a conocer su intención de interponer una denuncia en contra de los hospitales que presuntamente atendieron mal a su esposa.

“Lo quiero hacer público para que la gente se de cuenta, hay que exigirles a los médicos que atiendan mejor para que no pasen por lo que yo pasé”, agregó.