Si las temperaturas aumentan en 4 grados, el porcentaje de regiones degradadas vitivinícolas perdidas podría llegar al 85%

CDMX.- Ya son conocidos los diversos efectos que el cambio climático está causando a nuestro planeta, aunque el más reciente descubrimiento está preocupando a un sinnúmero de personas alrededor del mundo.

Resulta que ahora, el vino no está a salvo de los impactos del cambio climático: las uvas para vino son extremadamente sensibles a los cambios en el clima y la temperatura.

De acuerdo a una nueva investigación, muestra que si las temperaturas globales aumentan en 2 grados por encima de los niveles preindustriales, el mundo podría perder más de la mitad de sus mejores regiones productoras de vino.

Si las temperaturas aumentan en 4 grados, el porcentaje de regiones degradadas vitivinícolas perdidas podría llegar al 85%, lo que implica que una gran parte de la población mundial podría llegar decir adiós al buen vino.

VINOS EN COAHUILA

En el caso de Coahuila, el estado cuenta con regiones vitivinícolas entre los se dan cepas tintas como merlot, shiraz, cabernet sauvignon, cabernet franc, pinot noir, malbec y zinfandel, y entre las blancas se dan la sauvignon blanc, semillon y chardonnay.

Además cuenta con la hacienda de San Lorenzo en Parras, que es el origen de la Casa Madero una de las primeras vitivinícola en América. (Con información de Agencia)