Foto: Daniel Revilla
Las estaciones de servicio tuvieron filas más largas de lo convencional ante los rumores de un posible desabasto

Ante los rumores de desabasto en Saltillo, las compras de pánico continuaron, a la par de que aumentó a 30 las gasolineras sin servicio, según datos de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo en la localidad. 

En un recorrido realizado por VANGUARDIA, se pudo constatar que las estaciones de servicio tuvieron filas más largas de lo convencional ante los rumores de un posible desabasto, el cual ha sido negado por autoridades federales y estatales. 

En la estación ubicada en el cruce del bulevar Benito Juárez y periférico Luis Echeverría los conductores debían esperar al menos 25 minutos para poder llegar a la bomba y surtir el combustible, incluso algunos llegaron empujando su vehículo que ya no contaba con hidrocarburo.

“Me quedé sin gasolina, ya no había en otras al sur, fui a una en Hidalgo y Coss, y no había, tampoco a un lado de la delegación de Policía en Pérez Treviño, y tengo que “puchar” el coche, para llegar, lo vengo empujando desde la entrada de lomas de Lourdes”, indicó Miguel Ángel Fuentes.

Ante esta situación Miguel Dainitín, presidente de la Onexpo en la localidad, dijo que la mayoría de las estaciones cerradas se encuentra al norte de la ciudad

“Hasta el momento tengo reporte de al menos 30, la región sureste es la única afectada en el estado, y en saltillo al norte de la capital es donde más se padece, y no hemos tenido alguna respuesta de las autoridades federales”, indicó el empresario.

Por su parte el gobernador del estado Miguel Riquelme insistió en que no hay desabasto en el estado, e indicó que de haberlo él sería el primero en saberlo, e incluso en procurar una solución para todos los coahuilenses.