Indagan. Autoridades acordonaron la zona mientras peritos tomaban conocimiento del deceso para integrar la carpeta de investigación. | Foto: Ulises Martínez
Tras quedarse dormido en la calle, nunca despertó, paramédicos de la Cruz Roja confirmaron el deceso; buscan a sus familiares

Presuntamente el consumo de enervantes fueron las causas de que Jesús “N”, de 32 años, perdiera la vida afuera de un domicilio en la calle Conchos, de la colonia Nuevo Teresitas. 

Fue alrededor de las 7:30 de la mañana cuando el personal de la Cruz Roja acudió afuera del número 1575, donde revisaron a quien conocían cómo “San Pedro”, lo veían recurrentemente en la zona. 

Llegó, según vecinos, cerca de las 2 de la mañana y se puso afuera de la casa y al despertarlo no respondió por lo que dieron aviso al número de emergencias 911 solicitando una ambulancia.  

 

Cerca de las 7:45 de la mañana, paramédicos de la Cruz Roja revisaron al hombre, quien ya no contaba con signos de vida, dando aviso al personal de la Fiscalía General del Estado.  

Policías municipales que llegaron al lugar aseguraron el área y la acordonaron hasta que los agentes ministeriales acompañados de peritos llegaron a tomar conocimiento del deceso.  

Entrevistaron a vecinos, éstos sólo dijeron que era adicto, alcohólico y que era muy normal que estuviera ahí todos los días, pero en esta ocasión ya no despertó. 

Tras realizar las diligencias correspondientes se procedió a realizar el levantamiento del cuerpo y su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde se determinará la causa del deceso y se tratará de localizar a su familia, ya que se dijo que era originario de Tamaulipas.