Esteban Garza Fishburn

El amor y respeto a la Naturaleza llevaron a Esteban Garza Fishburn a convertir un objetivo personal en un reto ambiental que genera beneficios para todos los que vivimos en Saltillo. 

Decidió escalar el Aconcagua, la montaña más alta del continente americano que forma parte de la cordillera de los Andes. El objetivo de alcanzar la cima no solo fue personal, su causa mayor fue recaudar fondos para la conservación del Cañón de San Lorenzo, que forma parte de la Sierra Zapalinamé. 

Recorrió 120 km a pie, pasando por temperaturas de -20 grados centígrados, vientos y dificultades, hasta llegar a 6 mil 962 metros sobre el nivel del mar, y desde ahí, lleno de emoción compartió un mensaje donde habla que su trayecto “fue una celebración y homenaje para el planeta tan increíble en el que vivimos” y una gran reflexión sobre el daño que le estamos haciendo al medio ambiente, sobre la urgente necesidad de tomar consciencia y de actuar. 

La campaña para conservar el Cañón de San Lorenzo continúa. Infórmate en www.sanlorenzo.org.mx sobre cómo puedes donar o participar en las actividades para cuidar esta fuente de recursos naturales que abastece de agua y servicios ambientales a la ciudad de Saltillo. Los donativos se destinan a la compra de predios para asegurar el área protegida, realizar actividades de conservación y, entre otras cosas, facilitar el uso adecuado, responsable y sostenible del espacio del Cañón de San Lorenzo para actividades de ecoturismo, deporte de montaña y convivencia armónica con la naturaleza. Únete al cambio por el planeta. 

Esteban, toda mi admiración y respeto por las hazañas que implicaron una gran preparación física, voluntad y trabajo, pero sobre todo por tener esa consciencia de cuidar la Naturaleza y de buscar que tus acciones tengan un impacto positivo en la comunidad, en sentido ambiental y social. 

Ahora eres inspiración para muchas personas y un ejemplo a seguir para no perder la esperanza. Tu entusiasmo e iniciativa nos recuerda que, desde nuestro propio ámbito, todos podemos hacer algo, por grande o pequeña que sea una acción siempre suma, más si le podemos dar un sentido más allá del personal.  

Felicidades, tu camino a la montaña tuvo y continuará con un impacto ambiental y social positivo, eres un agente de cambio, necesitamos muchas personas como tú, que motiven, que actúen, que respeten la Naturaleza, que compartan sus sueños y retos, sobre todo que den lo mejor de sí para mejorar su comunidad y el entorno natural. ¡Gracias!

Reconexión Natural
Gabriela De Valle