Foto: Especial
A partir del primero de enero de 2019 entró en vigor la zona libre en la franja norte con beneficios fiscales, pero no ha tenido la respuesta esperada

La ausencia de beneficios en la liquidez inmediata de las empresas, así como la adquisición de insumos de otra regiones del país con tasa del impuesto al valor agregado (IVA) mayor, y la diversidad de programas que otorgan otros beneficios, son algunos de los factores que han impedido que un mayor número de unidades productivas se integren al programa de beneficios fiscales en la franja norte del país.

Especialistas afirmaron que a estos factores se suman los problemas migratorios y las señales de desaceleración en la economía.

Sin embargo, Karina Robledo, abogada asociada del área fiscal del buffete jurídico Santamarina + Steta, señaló que aún es prematuro evaluar los resultados del decreto de estímulos.

Creo que está pensado para cierto tipo de empresas. Por ejemplo, está limitado a que el 90 por ciento de sus ingresos deben de provenir de la zona fronteriza.

A partir del primero de enero de 2019 entró en vigor la zona libre en la franja norte con beneficios fiscales como la disminución del IVA a 8 por ciento y el impuesto sobre la renta a 20 por ciento, así como el aumento al doble del salario mínimo.

Sin embargo, ante la falta de respuesta de las empresas, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el fin de aumentar el número de contribuyentes que puedan acceder a los beneficios que otorga el decreto de estímulos fiscales para la frontera norte del país , amplió al 30 de junio de 2019 el plazo, que inicialmente vencía el 31 de marzo pasado, para presentar el aviso para obtener el estímulo en materia del IVA, además de que se otorgaran facilidades con los requisitos.

Recientemente durante el Foro de revisión del decreto de estímulos fiscales región fronteriza norte para el ejercicio fiscal 2019, que se realizó en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Placencia Alarcón, subprocurador de Asesoría y Defensa del Contribuyente de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, dijo que el programa deja muy claro que no todas las empresas pueden inscribirse, debido a que sus normas provocan exclusión.