El fundador y consejero delegado de Lordstown Motors, Steve Burns anunció que la compañía emergente creada para la producción de vehículos eléctricos comenzó a cotizar en la bolsa estadounidense Nasdaq.

Lordstown Motors, una compañía emergente creada para la producción de vehículos eléctricos, empezó a cotizar este lunes en la bolsa estadounidense Nasdaq y cerró la jornada a 18.97 dólares, una subida de más del 4 %, aunque las acciones de la compañía llegaron al 20 % de aumento.

El fundador y consejero delegado de Lordstown Motors, Steve Burns, señaló en un comunicado que los integrantes de la compañía, que tiene su sede en la localidad de Lordstown (Ohio), están "muy orgullosos de este trascendental evento".

"La electrificación del sector es un punto de inflexión y esta transacción nos ayuda a jugar nuestra parte en esta transformación. En Lordstown hemos creado una compañía diferenciada y esperamos combinar nuestra cultura de emergente de vehículos eléctricos con la infraestructura y activos que ya tenemos para alcanzar con éxito nuestros hitos de producción", añadió Burns.

La empresa, que fue creada en 2018, adquirió en 2019 una planta de montaje de vehículos de General Motors (GM) en Lordstown y en agosto de este año se fusionó con una "compañía especial con el propósito de compra" (SPAC) denominada DiamondPeak Holdings.

SPAC son compañías sin actividad creadas específicamente para listar una empresa en el mercado de valores sin tener que recurrir a las tradicionales ofertas públicas de venta (OPV).

Lordstown ya presentóel prototipo de una camioneta "pickup" eléctrica, llamada Endurance, que quiere empezar a producir en la segunda mitad de 2021.

El fabricante señaló que tiene unos pedidos previos de alrededor de 40.,000 unidades del Endurance, lo que puede suponer unos 2,000 millones de dólares de ingresos. Lordstown espera recibir unos 675 millones de dólares con su salida a bolsa, dinero que utilizará para la producción del Endurance.

Además, GM invirtió alrededor de 75 millones en la compañía.

Lordstown es la última de la creciente serie de compañías creadas en los últimos años para producir vehículos eléctricos, en particular camionetas "pickup" eléctricas.

El segmento de las camionetas "pickup" es el más lucrativo y grande de Estados Unidos.

Pero Lordstown se enfrenta a competidores puramente eléctricos, como Tesla, que lanzará próximamente la producción de su Cybertruck, o Rivian, que presentó la camioneta "pickup" R1T, y los tradicionales Ford y General Motors (GM), que también tienen planes para comercializar camionetas "pickup" eléctricas.

La estrategia de Lordstown se basa en vender el Endurance, que tiene una autonomía de 400 kilómetros con un precio de 52,500 dólares a municipios y compañías de servicios en vez de a particulares estadounidenses.