El artista, con casi 80 años de profesión, compuso y arregló unas 400 obras.​ Dedicó su vida a la música.

El músico y director de orquesta Horacio Salgán, figura central del tango argentino, falleció ayer a los 100 años en Buenos Aires, informó la oficina de prensa de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música​ (Sadaic).

El pianista y compositor falleció esta mañana en el Sanatorio Güemes. Sus restos serán velados por la tarde y mañana serán inhumados por la mañana en el panteón de Sadaic en el cementerio de Chacarita.

"Con él se fue uno de los máximos exponentes del género local", señaló el diario "Clarín".

El músico y director de orquesta Horacio Salgán, figura central del tango argentino, falleció ayer a los 100 años en Buenos Aires. Foto: www.larazon.com.ar
Con él se fue uno de los máximos exponentes del género local"...
diario "Clarín"

Salgán recibió diversos homenajes al cumplir 100 años el 15 de junio. La actuación central estuvo a cargo de su hijo César al frente de la Orquesta Salgán en el Centro Cultural Kirchner (CCK) de Buenos Aires.

El artista, con casi 80 años de profesión, compuso y arregló unas 400 obras.​ Dedicó su vida a la música. Empezó a estudiar piano a los seis años y a los 14 era pianista de películas mudas en un cine barrial y organista en la Iglesia San Antonio, de Villa Devoto.

En 1936 comenzó su etapa como compositor en la orquesta de Miguel Caló e ingresó a la formación de Roberto Firpo, donde comenzó a diseñar la que sería su propia orquesta típica, que creó en 1944.

Como creador y en la dirección de su orquesta, Salgán impulsó la carrera de reconocidos artistas como Edmundo Rivero y Roberto Goyeneche.

En su trayectoria se destaca su dúo con el guitarrista Ubaldo de Lío, hito de la historia del tango, y el Quinteto Real, formado en la década de 1960 en compañía de otras figuras.

En sus distintas formaciones, el Quinteto Real lo integraron Antonio Agri, Leopoldo Federico, Enrique Francini, Rafael Ferro y Pedro Laurenz, además de De Lío.

Entre las actuaciones de Salgán se pueden destacar, entre otras, las realizadas en 1970 en el Lincoln Center de Nueva York y la de 1972 en el Teatro Colón de Buenos Aires.

El pianista, que también participó en cine, se retiró de forma oficial de la actividad en 2010 en los festejos del Bicentenario, donde compartió por última vez un escenario con De Lío.

"Lo conozco hace muchísimos años, ya ni sé cuántos, lo admiro y le tengo un profundo afecto. Para mí es una gran figura", dijo el prestigioso músico Daniel Barenboim al diario "La Nación" meses atrás, cuando ubicó a Salgán como una de las tres figuras históricas del tango, junto con Carlos Gardel y Astor Piazzolla.