Archivo
Los dos viajaban a Guanajuato, pero al circular por la carretera Saltillo-Zacatecas fueron ejecutados

Ante el miedo a represalias, por la forma en que sus familiares fueron asesinados por elementos del Grupo de Reacción Operativa Metropolitana (GROM) el sábado pasado, lo deudos de estas dos personas dejaron al Consulado de Estados Unidos las labores de identificación y reclamación de los cadáveres. 

Por ello, personal del Consulado arribó ayer al Servicio Médico Forense para cumplir con el proceso, debido a que ambos contaban con la ciudadanía estadounidense.

El reclamo de los cuerpos fue solicitado por la familia de Hugo Valdés Rodríguez, conductor de la camioneta en la que viajaban cuando fueron atacados, la cual reside en Kansas City. El otro fallecido también fue identificado: Demetrius León Atkins Jr.

Los dos viajaban a Guanajuato, de donde era originario Hugo Valdés, pero al circular por la carretera Saltillo-Zacatecas fueron ejecutados, presuntamente sin ningún motivo, por personal del GROM.

El abogado de los familiares informó a VANGUARDIA que, por cuestiones de seguridad, éstos decidieron no presentarse aún en Coahuila, pero podrían hacerlo hoy para interponer la denuncia formal.