Foto: Especial
Niño de Rivera expresó que los bancos tienen la responsabilidad en invertir en sistemas y controles, pero también los clientes deben cuidar sus recursos

Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), descartó que en el sistema bancario se tenga una “crisis” en materia de fraudes a los usuarios de la banca, pese a que en los meses recientes, en un ambiente marcado por el confinamiento que provocó la pandemia, usuarios del sistema denuncian mayores extorsiones.

“De todas las reclamaciones que hemos tenido hasta octubre, 61 por ciento se ha resuelto a favor de los clientes y todas las reclamaciones que tenemos contra el número de operaciones que hay diario no representa ni 0.3 por ciento del total. No significa que sea un tema menor, pues todas las transacciones importan, pero no es una crisis grave la que estamos viviendo”, sostuvo el representante de la banca en una entrevista con La Jornada.

Niño de Rivera expresó que los bancos tienen la responsabilidad en invertir en sistemas y controles, pero también los clientes deben cuidar sus recursos.

“Tenemos responsabilidad compartida. Los bancos al invertir en sistema de controles y en procesos para que no sucedan los fraudes y cuando suceden y resulta ser responsabilidad del banco; pero también los clientes tienen obligación de cuidar su dinero”, detalló el presidente de la ABM.

Consideró que es difícil anticipar si seguirán al alza los fraudes cibernéticos o por llamada, pero a las instituciones financieras las atacan 24 horas al día todo el año los ciberdelincuentes y todo el tiempo prueban cómo meterse a las bases de datos de los bancos y sus sistemas operativos y no lo logran en la “inmensa mayoría de los casos.

“Sí sirven los sistemas que tenemos, ya vimos las estadísticas del crecimiento de las transacciones digitales en todo el año y vimos que en El Buen Fin aumentó 15 por ciento de la venta de 2019 a 20 por ciento de 2020 y continuará creciendo, obviamente los ciberdelincuentes lo saben y por eso están al acecho”, menciona.

“¿Dónde están los delincuentes? Por donde transita el dinero, por medios digitales, ese es el gran tema. Saben que está subiendo la transaccionalidad digital y por supuesto, ahí va a estar la delincuencia parada esperando a ver cómo robarse el dinero; por eso seguimos invirtiendo y pidiendo a nuestra clientela que cuide su patrimonio, que no revele sus datos ni entregue información”, añadió el titular de la ABM.

Por otra parte, Niño de Rivera apuntó que en el segmento de las empresas del sector tecnofinanciero, sobre todo aquellas que se regulan como medios de pago, existe el riesgo de que después transiten a otorgar crédito o ahorro, pero con condiciones que en ocasiones son “más atractivas” que los bancos, por lo que pide una regulación pareja a todas las firmas financieras.

“El negocio de los medios de pago está avanzado y es importante, no hay que descartar que puedan transitar al crédito y probablemente después inventen ahorro. Aquí lo importante es que la regulación que aplica la banca debe ser pareja para todos los que están en el negocio de crédito, ahorro y medios de pago, para que la cancha sea pareja”, aclara.

Precisó que el concepto de fintech (empresas de tecnología financiera) debe dividirse en dos partes aquellas que crean nuevos mecanismos y se asocian con los bancos y las grandes que tienen “la mano metida” en medios de pago y probablemente de crédito, como Google, Amazon, Facebook y Samsung, entre otras.

“Las bigtech desarrollan dos negocios al mismo tiempo: comercial y financiero. Cuando vende una mercancía y le pagan en efectivo o con tarjeta de crédito de alguien más, le están pagando de contado y ganan solamente el margen que hay entre el precio de compra y de venta, pero cuando agrega el ingrediente de crédito diciéndole: ‘te permito que me pagues a plazos’ está generando una cartera de crédito que evidentemente tiene rendimiento adicional, que es el interés que cobra, pero hay que saber otorgar a quién, cuánto y saber cobrar”, enfatizó.