FOTO: INTERNET / Este se convertirá en el primer trabajo formal del Duque de Sussex desde que terminó su relación con la realeza británica y se mudó a Los Ángeles.
Este se convertirá en el primer trabajo formal del Duque de Sussex desde que terminó su relación con la realeza británica y se mudó a Los Ángeles con su esposa, Meghan Markle y su pequeño hijo Archie. Pero ¿qué hará el hijo menos de la Princesa Diana?

Después de la impactante entrevista que el Príncipe Harry y Meghan Markle ofrecieron a CBS con Ophra Winfrey, la relación de los Duques de Sussex con la monarquía británica finalizó por completo, por lo que a partir de ahora tendrán que trabajar como todos los mortales. Por ello, el Príncipe Harry anunció hace un par de días que ya consiguió su primer empleo, integrándose a sus 36 años al staff de BetterUp, compañía que da asesoría en salud mental y que trabaja con empresas importantes en Estados Unidos.

“Tengo la intención de ayudar a crear un impacto en la vida de las personas. El coaching proactivo brinda infinitas posibilidades para el desarrollo personal, una mayor conciencia y una vida mejor en todos los aspectos”, indicó el Príncipe Harry a través de un comunicado en el que dio a conocer su nuevo empleo en la empresa emergente de San Francisco que combina el coaching y la informática para mejorar la aptitud mental de los empleados.

Como miembro del equipo de BetterUp, el Duque de Sussex defenderá la importancia de maximizar el potencial humano en todo el mundo, según el director ejecutivo Alexi Robichaux. BetterUp anunció el mes pasado que había recaudado 125 millones de dólares en financiación con una valoración de 1.730 millones de dólares. Fue fundada en 2013, y ha crecido hasta tener más de 270 empleados y una red de unos 2 mil coaches.

Robichaux citó los esfuerzos de Harry al fundar los Juegos Invictus, que dan al personal militar enfermo y herido y a los veteranos la oportunidad de competir en deportes, y al fundar Sentebale, una organización benéfica con sede en África que apoya a los jóvenes afectados por el VIH. El Príncipe Harry y su esposa, Meghan, han estado trabajando en desvincular sus vidas de la familia real británica y están viviendo en California. Además, han firmado un acuerdo para crear contenidos para Netflix y están creando podcasts para Spotify.