El jugador galés del Real Madrid Gareth Bale (i) disputa un balón con el jugador del Athletic Club de Bilbao Yuri Berchiche (d), durante el partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de Liga. Foto: EFE
Bale renovó con el Madrid hace tres años hasta 2022, se convirtió en el tercer futbolista mejor pagado del mundo. Las lesiones (se ha perdido 86 partidos desde que llegó al club) y las supuestas dificultades para adaptarse a la cultura española han generado críticas.

El Real Madrid venderá o enviará a préstamo a Gareth Bale al término de la temporada, informó en su portada el diario deportivo español Marca, que aseguró también que aún no han llegado ofertas por el extremo galés.

El exjugador del Tottenham fue suplente por segundo partido consecutivo en el triunfo 3-0 del domingo ante el Athletic de Bilbao y generó la molestia de los asistentes al Santiago Bernabéu al desperdiciar una clara oportunidad de gol.

"La intención sería venderlo, pero no llegan ofertas", dice la portada de Marca, acompañada por una foto de Bale, de 29 años, con cara de frustración. "Aunque en realidad sería más exacto puntualizar que al menos no continuará en la primera plantilla del club blanco”.

El medio informó recientemente que el delantero belga del Chelsea Eden Hazard será contratado para ocupar el lugar de Bale en el equipo.

Un cáustico artículo de opinión publicado en el periódico fue más allá.

El delantero galés del Real Madrid Gareth Bale dispara a puerta ante el Athletic Club de Bilbao, durante el partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de Liga. Foto: EFE

"El Madrid, más concretamente su presidente, ha hecho un ejercicio de procrastinación con Bale (...) Bale terminó la temporada pasada como suplente por bajo rendimiento y va a culminar el curso en el banquillo", dijo el medio, que no mencionó los dos goles de Bale, incluida una impresionante chilena, en la final de la Liga de Campeones del año pasado.

"El asunto es que a la falta de rentabilidad deportiva de Bale se une ahora la falta de rentabilidad económica. Bale es un jugador carísimo y, según se ha puesto el fútbol, hay muchos jugadores en un escalón salarial inferior que ofrecen más prestaciones", agregó el columnista Roberto Palomar.

Bale renovó su contrató con el Madrid hace tres años hasta 2022, lo que lo convirtió en el tercer futbolista mejor pagado del mundo, pero las lesiones (se ha perdido 86 partidos desde que llegó al club) y las supuestas dificultades para adaptarse a la cultura española han generado críticas.

"De ahí que en el club blanco no se muestren demasiado optimistas y se planteen una cesión como la opción más razonable para liberar la ficha de Bale, o al menos buena parte de ella, y añadir una opción de compra, como ya hicieron hace dos años con James Rodríguez y el Bayern", dijo Marca.