Entrevistado. Ernesto Hernández, presidente y director de GMM
La automotriz a 80 años de historia ha sobrevivido desde la II Guerra Mundial al cambio generacional de los consumidores que los obliga a invertir más en tecnología

MÉXICO.- Con 80 años de historia, General Motors de México (GMM) ha sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial, a modificaciones al decreto automotriz, a la apertura económica que incrementó de 5 a 40 marcas automotrices la oferta en el mercado, y al cambio generacional de los consumidores que los obliga a invertir más en tecnología, pero a pesar de estos cambios, la armadora se mantiene como la que más invierte en el País. 

En entrevista, con motivo del 80 aniversario de la compañía, Ernesto Hernández, presidente y director general de GMM, destacó que tan sólo en los últimos dos sexenios, la empresa invirtió 11 mil millones de dólares para ampliar sus operaciones en diferentes plantas. 

La compañía tiene planes de expansión sin que esto signifique la apertura de una nueva planta, sin embargo, la intención es mantener el ritmo de producción y exportación. 

En 2014, GMM ocupó el 2° lugar en producción automotriz después de Nissan Mexicana con la fabricación de 553 mil 502 vehículos, en las cuatro plantas ubicadas en Toluca, Ramos Arizpe, Silao y SLP. 

Para la corporación, México es el 4° País con el mayor volumen de producción. Las operaciones en territorio nacional contribuyen con el desarrollo de paneles de puertas y materiales de aislamiento para la compañía a escala internacional. 

En términos de ventas, el Aveo es el auto más vendido en México y no es el primero con una historia de éxito, la empresa ha comercializado modelos como el Chevy, Cavalier, Sunfire, Malibu y el Citation con mucha aceptación en el mercado. 

La automotriz ha sobrevivido desde la II Guerra Mundial a cambios al decreto automotriz

Además, GMM emplea a 15 mil personas de manera directa y compra 14 mil millones de dólares al año a proveedores mexicanos. 

—¿Cuáles han sido los mayores retos para GMM en estos 80 años?— 

“La empresa pasó por la II Guerra Mundial, donde el gran reto fue mantener en operación una planta fuera de EU y se tomó la decisión de conservar la plantilla laboral y expandir sus líneas de producto a través de AC Delco, la línea de refrigeradores Frigidaire y el mantenimiento de ferrocarriles, poca gente sabe que con eso pudimos mantener la planta en operación. 

“Otro cambio fue en los sesenta, cuando la empresa invirtió en una planta de fundición y de motores en Toluca; después la compañía se convierte en pionera en Ramos Arizpe, Coahuila, donde alrededor de la misma se crea un clúster automotriz y esa planta rompe récord en tecnología. 

“Hemos tenido que adaptarnos a regulaciones cambiantes, a manejar condiciones de mercado que no necesariamente son normales y entre ellas está la falta de orden en muchos de los temas crediticios, la mayor parte de la economía sigue siendo informal y eso impacta a organizaciones como la nuestra. También hemos tenido que lidiar con la entrada de vehículos usados de EU”. 

—¿Cómo ha contribuido GMM al desarrollo del País?—

“Desde que se constituyó la empresa, en 1935, se convirtió en una de las compañías más grandes y en uno de los motores de la economía. Eso ha sido una constante en los 80 años de presencia en el país y en las últimas décadas, no solamente se ha incrementado su presencia, sino que se ha apuntalado como el referente de la industria automotriz en México. 
“Somos la empresa que mayor valor económico genera en el país. Ya sea en términos de ventas en dólares. En la generación de empleos o en el lanzamiento de vehículos y nuevas tecnologías”. 

—¿Qué le aporta GMM a la corporación en EU?—

“Tenemos 800 ingenieros en Toluca capacitados en temas de diseño en la industria automotriz, nosotros nos encargamos de ciertos componentes y subsistemas a escala global y la contribución ha sido importante sobre todo en diseño y tecnologías paneles de puertas o temas de aislamiento. También en cuestiones térmicas y otros proyectos a futuro. 

“GMM es el cuarto productor más importante para la compañía y sigue creciendo a juzgar por los niveles de inversión que tenemos”. 

—¿Cómo ha cambiado el mercado automotriz local?—

“Hacia finales de los 80 y 90 éramos sólo 5 grupos compitiendo por el mercado mexicano y esos 5 grupos se han convertido en más de 40 marcas. Mucha de esta oferta viene incentivada por temas de producción con la idea de exportación al mercado de EU. Y en esa expansión ha habido una lucha comercial, por talento, por recursos, por el desarrollo de cadenas de suministro y todo es afortunado para el País y para la industria porque eso no va a parar”, concluyó.