Tomada de Twitter
El delantero francés buscaba arreglar la discusión en el terreno de juego, a los golpes

El duelo entre Chivas y Tigres, que el Rebaño se llevó con una importante victoria, terminó "calientito" por el encontronazo entre André-Pierre Gignac y Tomás Boy.

Al parecer, el delantero francés de los felinos fue a los vestidores a buscar al "Jefe" para resolver sus diferencias con el DT.

Gignac fue detenido por el comisario de la Liga MX, tras no lograr su cometido, el galo se encaró con los camarógrafos que ahí se encontraban.

Boy y Gignac están empatados como máximos goleadores en la historia de Tigres con 104 anotaciones cada uno, un récord que el francés deberá esperar al menos una semana más para poseer en solitario, hecho que el "Jefe" usó a su favor para provocar al francés.