Juan Carlos López Villarreal. Foto: Archivo
En una entrevista para la revista Forbes, Juan Carlos López Villarreal comparte cómo GIS tomó riesgos para escapar del presidente de EU

En una entrevista con la revista Forbes, Juan Carlos López Villarreal, presidente del Consejo de Administración de Grupo Industrial Saltillo (GIS) explica como tuvo que asumir riesgos y poner capital sobre la mesa para diversificar su presencia en el mercado europeo de autopartes.

“No nos gusta tomar riesgos, pero vimos la oportunidad de convertirnos en una empresa global y la tomamos”, dijo al medio.

Entre los artefactos que produce GIS destacan ollas, cacerolas, calentadores, recubrimientos, pero principalmente autopartes. Desde hace 90 años, todo lo fabrican en México, pero a finales del 2015 tomó la decisión de adquirir ACE- Automotive Components Europe, una empresa española de partes para sistemas de frenos que llevaba tiempo esperando un cazaofertas en la Bolsa de Valores de Varsovia. ACE tiene plantas en Polonia, República Checa y España.

La oferta accionaria que hizo GIS por el 100% de sus acciones fue de 86 millones de euros, que equivalen a 91 millones de dólares. Un año después, este negocio le permitió elevar en 30% sus ingresos.

Te puede interesar

Tres días después de las elecciones en Estados Unidos, GIS adquirió Infun en 280 MDE, equivalentes a 296.5 MDD. Este grupo viene con cuatro plantas en Europa, en España e Italia, y una en China. Po sí sola esta operación duplicaría la capacidad de fundición de GIS que es de 230 toneladas de materiales anuales.

“No sabíamos que ganaría Trump y, aunque la noticia generó inquietud, decidimos continuar”, comenta López Villarreal quien recalca que la decisión de extender sus operaciones a Europa y China no es producto de una videncia, sino de un plan de ruta muy bien pensado.

Analistas bursátiles coinciden en que el viraje es positivo para este conglomerado que comenzó a incursionar en la fabricación de autopartes cuando obtuvo su primer contrato con Ford para fabricar monoblocks.

La calificadora de deuda Fitch Ratings estima que estas adquisiciones permitirán a GIS reducir la dependencia que tiene de sus exportaciones a Estados Unidos, al bajarlas de 84 a 66%.

Entre octubre y noviembre del 2016 el precio de GIS subió 15% y, a diferencia de sus competidores mexicanos Rassini y Nemak, no se contagió con la decisión de Ford de retirar su inversión de San Luis Potosí, aun cuando GIS concentra más de la mitad de sus operaciones en esa región. 

Con información de Forbes.