ESPECIAL
De acuerdo con familiares, “Max”, quien se desempeñaba como enfermero en la clínica 2 del IMSS, padecía de un cuadro depresivo en sus últimos días

Dos días después de ser reportado como desaparecido, ayer se encontró el cuerpo sin vida de Rogelio Maximiliano Ruiz Reyna, enfermero de la clínica 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Se presume que se habría suicidado.

El hallazgo del cuerpo de “Max” se dio cerca del mediodía de ayer, a raíz del reporte de una familia que paseaba por la sierra de Zapalinamé, a la altura de la colonia Morelos, donde observaron que un hombre pendía de un árbol, por lo que enseguida dieron aviso a las autoridades.

“Muchas gracias amigos y familia por los que se tomaron su tiempo para compartir la foto de mi sobrino Rogelio Ruiz Reyna, ya se encontró”, señaló un familiar, “lamentable mi sobrino lo encontraron sin vida”.

Ruiz Reyna fue visto por última vez el pasado miércoles 25 de noviembre y al día siguiente se reportó oficialmente su no localización.

De acuerdo con familiares, “Max”, quien se desempeñaba como enfermero en la clínica 2 del IMSS, padecía de un cuadro depresivo en sus últimos días.