Especial
Les llaman la atención a organismos, pero prefieren mantener la opacidad

El Instituto Coahuilense de Acceso a la Información resolvió una serie de dictámenes, en donde identificó que el 40 por ciento de las solicitudes de acceso a la información dirigidas a organismos públicos no es respondido, pese a que el ICAI ya les había llamado la atención.

Los dictámenes funcionan como el último recurso para revisar si los entes subsidiados con dinero público cumplieron con dar el acceso a información solicitada por algún ciudadano, una vez que como Instituto le hayan dado la razón para acceder a la misma.

En ese mismo lapso, el ciudadano tuvo que haberse inconformado con la respuesta inicial interponiendo un “recurso de revisión”, y el ICAI debió haber hecho un llamado para reponer o revocar la misma a través de una resolución.

Durante su sesión ordinaria de noviembre, el ICAI revisó un total de 212 casos en los cuales identificó que en 84 de los recursos de revisión, los sujetos obligados fueron reacios a responder con la información solicitada.

 

Tras la emisión de los dictámenes, el presidente del ICAI, Luis González Briseño, manifestó que el hecho de que se haya cumplido con reponer 128 recursos de los 212, es una buena señal.

Entre los 84 dictámenes de entes que incumplieron en modificar o reponer sus respuestas a los ciudadanos, se encuentran la Universidad Autónoma de Coahuila, la Secretaría de Finanzas, el Ayuntamiento de Torreón como los más reincidentes, así como también le fueron emitidos dictámenes al Ayuntamiento de Saltillo, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Seguridad Pública.

Dichos dictámenes fueron emitidos con casos presentados durante todo el 2019 y algunos del 2018.

“Los entes con dictámenes de incumplimiento tendrán una segunda vuelta, digamos. De no cumplirse, tendrán una medida de apremio, que puede ir desde apercibimiento, multa, o en algunos casos sugerir la destitución del servidor público que no esté cumpliendo con las resoluciones del Instituto”, detalló Luis González Briseño.