Aventurado. Anaya prevé que los vehículos eléctricos se abaratarán. / Cuartoscuro
Durante la 81ª Convención Bancaria, Anaya habló particularmente sobre el costo de los vehículos eléctricos y sus expectativas

Hablar de nuevas tecnologías y sus posibilidades es un sello de Ricardo Anaya. No obstante, las comparaciones del candidato de “Por México al Frente” a menudo son demasiado aventuradas, incluso tratándose de una campaña presidencial.

Durante la 81ª Convención Bancaria, Anaya habló particularmente sobre el costo de los vehículos eléctricos y sus expectativas. El tema salió a colación de la propuesta energética de Andrés Manuel López Obrador, a quien criticó por buscar crear refinerías en México, lo cual significa una apuesta clara por los hidrocarburos y, de manera indirecta, por los vehículos de combustión interna.

Al respecto, el panista se postuló a favor de las unidades eléctricas y sus posibilidades, no sólo en materia de cuidado ambiental, sino en cuestiones de ahorro.

(Un vehículo eléctrico) valía millón y medio de pesos. Hoy ya cuestan la mitad (…) Y todas las proyecciones dicen que para el año 2024 van a costar ya lo mismo (que un vehículo de combustión interna)”, dijo en la reunión efectuada en Acapulco, en marzo pasado.

De acuerdo con el análisis New Energy Finance de Bloomberg (BNEF) (febrero de 2016), se prevé que en el 2022 el costo total de propiedad (que combina el precio de compra y los costos de funcionamiento) de autos que usan sólo batería estará por abajo de aquellos con motor de combustión interna, incluso si estos mejoran su eficiencia de combustible en un 3.5 por ciento anual.

Así mismo, un informe publicado en mayo de 2017 por el banco de inversión UBS, predice que el costo de los autos eléctricos igualará al de combustión regular en el 2018, y que su costo de fabricación podría abaratarse. 

Hasta finales del año pasado, en México el precio de los autos eléctricos iban de los 312 mil 700 pesos a los 789 mil 900, mientras que el de combustión interna más barato puede adquirirse a partir de 139 mil pesos.

Las predicciones de Ricardo Anaya coinciden con las proyecciones hechas en esta materia por BNEF y UBS, sin duda. También es cierto que a futuro próximo el costo de un auto eléctrico puede ser menor al de uno convencional, pero no hay que olvidar que una predicción no deja de ser, ante todo, una posibilidad. 

 

Vive la experiencia Candidatum dando click al siguiente enlace