Gustavo Ernesto Díaz Gómez, delegado del Infonavit en Coahuila | Foto: Sandra Gómez
Anteriormente era solo llevar lo más rápido posible los casos de adeudo a la parte judicial, porque era donde los despachos cobraban más al Infonavit y podían llevar la vivienda a un tipo de remate

Torreón, Coahuila. – Los desalojados del Infonavit inician cuando una persona incumple las obligaciones que tiene con su crédito, primero hay una cobranza, después un proceso de mediación y luego se pasa a un proceso judicial.

El delegado del Infonavit en Coahuila, Gustavo Ernesto Díaz Gómez, dijo que anteriormente era solo llevar lo más rápido posible los casos de adeudo a la parte judicial, porque era donde los despachos cobraban más al Infonavit y podían llevar la vivienda a un tipo de remate.

En el último año los remates que se han dado han dado porque en el proceso judicial la persona que tenía esa vivienda renunció a su derecho y ya no les interesó su vivienda, solamente hubo seis casos, relató.

Generalmente estos procesos se realizaron trasladando los procesos al ámbito judicial y de ahí pasar a una adjudicación, primero a favor del instituto y después el organismo lo subastaba las casas, o simulaba hacerlo.

Hacían lotes de 50 o cien y hasta 350 casas que pasaban a nombre de un tercero que tenía todo el derecho de desalojar a los propietarios que nunca fueron notificados de esos juicios y no asistieron a las audiencias.

Ahora ya no se hacen subastas, pero los deudores tienen que acercarse para hacer los ajustes y ver las opciones que se tienen para reestructurar su crédito.

El año pasado Torreón ocupó el primer lugar en reestructuración de créditos en todo el estado con más de e mil 570 financiamientos, con descuentos en promedio de 175 mil pesos para cada acreditado, informó

En rueda de la prensa a la que convocó, dijo que continuará operando el Programa Responsabilidad Compartida que tiene que ver con una reestructuración de aquellos créditos que se habían vuelto impagables, otorgándoles descuentos.

Además de la reducción del monto, se pacta una tasa de interés congelada, de modo que los trabajadores ya saben lo que van a pagar mes a mes y saben cuánto les falta.

Se pretende regularizar la situación crediticia de los derechohabientes, con un pago mensual, sin que se incremente la deuda.

Algunos derechohabientes que desde hace más de 15 años adeudaban 100 mil pesos, les llegaban requerimientos por 180 mil que no era posible pagarlos en el antiguo sistemas de salarios mínimos.

Dio a conocer que informó que este año se impulsarán nuevas opciones crediticias para que todo tipo de personas y familias puedan adquirir una vivienda de acuerdo a sus necesidades.

En el programa 90 días para premiar el pago cumplido y aliviar la carga financiera de los trabajadores, se implementó el programa para apoyar a los trabajadores que al menos tuvieran el 90 por ciento de su abierto, se les condonaba el 10 por ciento restantes. 

Sandra Gómez

Nací en la ciudad de Torreón. Estudié Comunicación en el Instituto Superior de Ciencia y Tecnología (ISCyTAC), y maestría en Publicidad y Mercadotecnia en la Universidad Iberoamericana (UIA) Plantel Laguna.
Soy hija de Don Alonso Gómez Uranga, (Q.E.P.D), adicta al trabajo y singularizada por la modestia con la que revisto mi vida.
Inicié mi carrera periodística bajo la dirección de mi padre, uno de los periodistas más reconocidos que haya dado la Comarca Lagunera y he acumulado más de 30 años en el oficio de la información.
Para la televisión y la radio he colaborado en medios como Televisa y la Organización Impulsora de Radio (OIR).
Lo cierto es que a mí me gusta mucho investigar noticias, seguir los datos para conocer la verdad, hablar con los contactos personales, consultar artículos, realizar búsquedas y hacer entrevistas cara a cara, por teléfono o correo electrónico, como se pueda. 
Desde hace 12 años colaboro como corresponsal en Torreón en el periódico Vanguardia.