Reclamo. Los familiares afirman que la mujer ingresó por dengue.
De acuerdo con el relato de la hija, el Hospital General de Saltillo fue enterado durante su arribo el pasado martes con el diagnóstico de dengue que realizaron los médicos de Parras, donde a la vez se descartó un contagio de COVID-19

La familia de una mujer de 46 años denunció públicamente una serie de irregularidades que, afirma, sufrió desde el pasado martes, cuando su madre fue ingresada al Hospital General de Saltillo para ser tratada en el área COVID-19 donde murió, pese a que venía con un previo diagnóstico de dengue desde un hospital de Parras.

Las personas originarias de Laredo, Tamaulipas, habían acudido de vacaciones con la familia de la mujer, quien ingresó al hospital tras haber presentado síntomas de fiebre y vómito, así como de padecimientos de azúcar.

De acuerdo con el relato de la hija, el Hospital General de Saltillo fue enterado durante su arribo el pasado martes con el diagnóstico de dengue que realizaron los médicos de Parras, donde a la vez se descartó un contagio de COVID-19.

Joana, la hija de Laura, dice que no vio a su madre durante los tres días del internamiento; sin embargo, afirma que en los avances sobre el caso les informaron que la mujer estaba saliendo adelante.

En ese sentido, aseguró que luego de la muerte no les fueron entregados ni los papeles del diagnóstico realizado previamente por contagio de dengue, ni tampoco un dictamen formal o una prueba positiva a COVID-19, como finalmente les informaron como probable causa del deceso.

INTERVIENE GUARDIA NACIONAL

En ese sentido, la Secretaría de Salud de Coahuila dio a conocer que este caso no tenía ningún sustento de que la persona hubiera muerto por dengue, y agregó, que a la paciente sí aplicó para la prueba de COVID-19 al presentar un cuadro respiratorio que indicaba que la mujer era portadora del virus.

También, dichas autoridades informaron que la Guardia Nacional y elementos de la Policía Local tuvieron que hacer uso de la fuerza luego de que hubo una situación violenta por parte de la familia, luego de que se les comunicó el deceso, mismo del cual pedían cambiar las causas para evitar la cremación del cuerpo.