Colecta. Los templos siguen cerrados a causa de la pandemia; por lo tanto, las aportaciones serían a través de las redes sociales. ARCHIVO
Los feligreses pueden entrar a https://www.moneypool.mx/p/vM2cqWU para realizar las aportaciones en dinero

Derivado de la difícil situación por el COVID-19, la Diócesis de Saltillo inició una campaña en redes sociales para recabar donativos económicos que además de utilizarse para el apoyo a los más vulnerables, también se destinarán al pago de servicios  y sueldos, principalmente en iglesias de comunidades rurales.

Los recursos pueden ser aportados directamente o por depósitos a través de una aplicación mediante la cual la feligresía puede también hacer sus aportaciones.

La campaña está siendo coordinada por el padre Héctor Jorge García Rodríguez, ecónomo diocesano, quien en su mensaje a través de las mismas redes admitió que los padres de los diferentes templos se encuentran preocupados por la falta de ingresos y por ende, las mayores dificultades para llevar a cabo su labor.

El funcionario eclesiástico enfatizó que aunque los templos permanecen cerrados por la pandemia, la Iglesia como institución sigue trabajando, y en ese sentido, pide la colaboración de los fieles.

“Como ustedes saben, las templos están cerrados, pero la Iglesia está activa y  esforzándose por cumplir su misión. Ante esta realidad muchos laicos me preguntan cómo ayudar a la Iglesia en sus necesidades, en medio de esta pandemia”, resaltó.

“También encuentro hermanos sacerdotes muy ocupados, cada quien, según sus posibilidades, tratando de estar cerca de su feligresía y atendiendo a sus comunidades, pero preocupados muchos de ellos, por la falta de ingresos”, destacó.

García Rodríguez pidió a los fieles y grupos religiosos apoyar directamente en sus iglesias.

“Ante esta realidad les pido a todos ustedes nos ayuden con sus grupos y familiares a promover una participación generosa para que apoyen directamente a sus comunidades parroquiales hablando con sus párrocos”, señaló.

Sin embargo, también ofreció la opción para quienes deseen hacer sus donativos en dinero, mediante depósitos a través de una aplicación habilitada especialmente para ello.

“También hay otra forma sencilla de hacerlo, es por medio de Moneypool y la Diócesis hará llegar la ayuda a las parroquias más necesitadas”, señaló el padre en su mensaje.

“Nos ha parecido mejor que los laicos promuevan esta causa y los sacerdotes se dediquen a sus tareas propias de sus ministerio evangelizador”, añadió.

Las cooperaciones económicas que se lleguen a recaudar se usarán para los sacerdotes mayores y enfermos, las y los trabajadores de las comunidades parroquiales y pastorales.