Especial
Éste fue el modo en que lograron los aberrantes hechos, o al menos eso informaron los psicólogos de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia, a las madres de familia del plantel que acuden a entrevistas para investigar más sobre el caso

Los adultos que abusaron de dos pequeños hermanitos de tres y cinco años de edad que estudian en el Jardín de Niños “Guadalupe Borja”, comenzaron a ganar su confianza con juegos, para finalmente aprovecharse de la situación y realizarles tocamientos.

Éste fue el modo en que lograron los aberrantes hechos, o al menos eso informaron los psicólogos de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia, a las madres de familia del plantel que acuden a entrevistas para investigar más sobre el caso.

“Estos desgraciados manipulaban a los niños a forma de juego, se hacían pasar por ‘El Profesor Jirafales’, ‘El Chavo del Ocho’, que ellos eran de la vecindad y muchos niños concuerdan con eso mismo, yo digo: Dios mío, qué estábamos haciendo ahí, pero la investigación sigue”, dijo Karla Karina Cázares, madre de familia de dos hijos de primero y tercer grado de Preescolar.

Hasta el momento las madres de familia aseguran que no han salido a la luz más casos de abuso sexual por parte de los detenidos, sin embargo, las citas con los niños continuarán, no se sabe hasta cuándo.

 

“Nos citaron a todos los niños del kínder, que nos presentáramos porque las psicólogas les preguntan de manera que los niños entiendan, los cuestionan de cierta forma sin decirles qué, pero para que ellos digan si tuvieron algún tipo de agresión por parte del maestro o del intendente”, explica.

Se reconoce por las mamás que el trabajo de los psicólogos que se encargan del caso ha sido excelente, pues saben cómo enfrentar a los niños y que éstos les informen todo lo vivido en el jardín de niños.

A ellas les muestran cómo se debe de jugar con los niños, así mismo, cómo entablar una mejor conversación con ellos para tener una mayor y constante comunicación. Fue el pasado 27 de septiembre, cuando un pequeñito de 3 años, señaló que había sido abusado en el plantel, por parte de sus compañeros, tras sesiones con los especialistas de la Pronnif, se arrojó que había otro segundo caso, el de su hermano de 5 años de edad.

Finalmente la investigación apuntó a que no fueron niños los responsables, sino el maestro de música y el intendente del jardin de niños, por lo que los presuntos fueron detenidos para su investigación.