FOTO: Marco Medina
Una réplica de la obra que se levanta en Ciudad del Vaticano se inaugura en esta ciudad

TORREÓN, COAHUILA.- La reproducción a escala real de la Capilla Sixtina, que ha recorrido varias ciudades de la república mexicana, fue inaugurada en los terrenos del Expo Center en la ciudad de Torreón Coahuila, con un tour exclusivo al que asistieron autoridades municipales y estatales, miembros del clero y patrocinadores del proyecto.


Presidido por el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, contó también con la participación de Ana SofÍa García Camil, Secretaria de Cultura del Estado de Coahuila, el director creativo de “Capilla Sixtina en México”, Antonio Berumen, el director productivo de la exhibición, Gabriel Berumen así como de Monseñor Kevin Stuart Randall, consejero de la Nunciatura Apostólica en México y del obispo Monseñor Luis Martín Barraza.


El trabajo, que involucró a cientos de artistas entre pintores, escultores, diseñadores y arquitectos, sorprendió a los presentes cuando las puertas de madera se abrieron y pudieron entrar a la capilla, idéntica en proporciones y detalles a la original de la Ciudad del Vaticano.


Desde el suelo de cosmatesco —estilo decorativo con piedra y mármol—, la transenna y los candeleros que la decoran, hasta los frescos de sus paredes y, por supuesto, la bóveda, han sido replicados para poder traer esa experiencia a los mexicanos, con lo difícil que puede llegar a ser —e incluso estando allá, verla, por la cantidad de visitantes—, el presenciar esta obra maestra del arte renacentista.


El propio Antonio Berumen contó la impresión que se han llevado los miembros del Governatorato del Vaticano y los directores de los Archivos Vaticanos —con quienes trabajaron estrechamente para hacer esto realidad— los cuales han comentado la increíble similitud que guarda con la obra original.


García Camil, quien también conoce en persona la Capilla Sixtina, expresó que le resultó igual de impresionante la magnitud y el detalle de esta réplica, que ha recorrido varias ciudades de la república y que se espera, continuará con tantas exhibiciones como sean requeridas.


“En el Vaticano nos han dicho, todos los que la pidan, la vamos a llevar. La única condición que pedimos nosotros es que todo se haga con patrocinio, para que la entrada sea gratuita. Esto no es un negocio esto de lo que se trata es de que sea libre, que esté al alcance de todas las personas y que todo el mundo lo pueda”, comentó Berumen.

FOTO: Marco Medina
FOTO: Marco Medina

El origen


Durante la ceremonia inaugural, Antonio Berumen contó cómo una vez, como parte del proyecto “Manos del Mundo” que llevan ya tiempo realizando con los Museos del Vaticano, el cual “consiste en que artesanos de diferentes partes del país hagan artesanías como recuerdos de los Museos Vaticanos que se venden en Roma”, sucedió una situación reveladora con una de las artesanas.


Esta mujer, originaria de Hidalgo, de 72 años quien nunca había salido de su comunidad, ni había pensado poder estar en Roma se conmovió hasta las lágrimas durante la visita oficial que realizaron entonces a la Capilla Sixtina.


“El resto de los que estábamos ahí también nos conmovimos y fue en ese momento cuando pensamos ¿cuánta gente no iba a tener nunca la oportunidad de poder ver la Capilla Sixtina?”, comentó Berumen, “ante esto hablamos con el cardenal Giuseppe Bertello. Dijimos: ‘Eminencia, a lo mejor será una tontería lo que diremos pero quisiéramos que nos diera la oportunidad de recrear la Capilla Sixtina’, obviamente se rió pero nos dijo que si podíamos lograrlo, lo hiciéramos”.


Desde ese momento Gabriel Berumen se dio a la tarea, apoyado con un equipo multidisciplinario, de desarrollar las estrategias para llevar a cabo esta empresa. Una vez terminado, lo presentaron ante el Vaticano y les dieron luz verde.


Comenzaron con la estructura y siguieron con la parte, que Berumen describió como la más difícil y la más importante: recrear los frescos.


Dado que no había fotografías digitales recientes de las obras en el Vaticano, llevaron a cabo un levantamiento fotográfico que duró 1070 horas en 270 días durante las noches —tiempo en que la Capilla está cerrada al público—, de 2 millones 700 mil fotografías, tomadas cada 3 centímetros para poder capturar cada detalle con exactitud y la curvatura de la bóveda.

FOTO: Marco Medina
FOTO: Marco Medina

El recorrido


Al entrar a la estructura los visitantes serán acomodados frente a las puertas de la capilla, donde se les mostrará un video informativo sobre la historia de este recinto y de la réplica que están a punto de visitar.


A continuación entrarán en la Sixtina donde podrán observar de cerca, pero sin tomar fotos, de cada pequeño detalle recreado para este propósito de difusión cultural y a través de una presentación audiovisual se explicará la historia de los frescos que en ella fueron pintados y su significado.


A la salida se encontrarán con puestos de los artesanos de “Manos del Mundo”, quienes ofrecerán productos que se pueden encontrar en las tiendas de los Museos Vaticanos.


Con una meta de 3 millones de visitantes, la exhibición estará abierta al público de martes a domingo, del 16 de marzo al 16 de abril, en un horario de 10:00 a 19:40 horas. Cada recorrido dura 20 minutos con entre 400 y 600 (el cupo máximo) visitantes por sesión. La entrada es gratuita y se pueden reservar los boletos, por internet.

FOTO: Marco Medina
FOTO: Marco Medina

¡Visítela!
> La obra estará abierta al público hasta el 16 de abril.
>En horario de 10 a 19:40 hrs
>Entrada gratuita
>Se pueden reservar boletos por internet:
https://superpasesixtina.com/event/3/capilla-sixtina-en-mexico-torreon/