Entierro. El cuerpo de la pequeña Mía ya fue enterrado en el Panteón Santo Cristo. Foto: ULISES MARTÍNEZ
Ingrata fue la sorpresa de la familia al ver que en el interior de la tumba asignada ya había un cuerpo que para ellos era desconocido

Saltillo.- Después de 4 días de haber fallecido, una pequeña de 16 días fue finalmente sepultada en el lugar asignado para ella, pues el pasado miércoles que falleció un cuerpo desconocido para todos ocupaba ya su lugar. 

La mañana de ayer, los padres de la pequeña Mía regresaron al Panteón Santo Cristo donde había estado el pasado miércoles, pues iban a sepultar a su pequeña, quien había fallecido de una insuficiencia respiratoria. 

No obstante, ingrata fue la sorpresa de la familia al ver que en el interior de la tumba asignada ya había un cuerpo que para ellos era desconocido. Llamaron a la administración para que se solucionara el incidente, sin embargo, ellos tampoco sabían de quién era el cuerpo que ahí se encontraba. 

Ante el hecho, la administración del panteón les ofreció otro lugar para sepultar a la pequeña, pero la familia se negó, pues ellos habían pagado por el lote; familiares pensaron que el lugar había sido vendido en más de una ocasión. 

Familiares de la pequeña Mía mostraron los documentos correspondientes a los empleados del panteón, quienes de momento solucionaron el incidente trasladando el cuerpo de la menor a otro camposanto. 

Ayer por la mañana, la familia acudió al panteón para darle nuevamente sepultura a la pequeña Mía, pues después de varios días la tumba ya había sido limpiada. 

Asimismo, familiares de Mía dijeron que quieren que se investigue la muerte de la menor, pues acusan de negligencia médica al Hospital General por no haber sido avisados con anterioridad que la niña requería tratamiento.