Peligroso. Es tal la corriente del agua que baja por el bulevar La Herradura, que los autos corren el riesgo de ser arrastrados hacia el arroyo. Fotos: Luis Salcedo
Pese a estar señalada la colonia en el Atlas de Riesgo desde 2014, nada se ha hecho para erradicar el peligro

El domingo la corriente de agua provocada por la lluvia arrastró dos vehículos en el bulevar Otilio González a la altura de la colonia Valle de Santa Elena.

Esto no es algo nuevo, se tiene contemplado en el Atlas de Riesgos elaborado desde 2014 y a pesar de que el patrimonio de los habitantes de la zona catalogada como de interés social está en riesgo, no se han hecho las modificaciones pertinentes.

Bastaron unos minutos de lluvia para que la corriente que baja por el arroyo Tetillas se “adueñara” de dos vehículos, uno de ellos un taxi en el que viajaba una familia con 2 niñas de entre 9 y 10 años de edad.

En el lugar hay un vado donde inicia la colonia Parajes de Santa Elena, en ese lugar se une la corriente del arroyo con la que baja por el canal de drenaje pluvial del bulevar La Herradura, esto sumado a la basura que tapa los ductos, aumenta el peligro tanto para quienes pasan por el lugar como para los habitantes, sin embargo, no es nada nuevo.

“El cauce viene de una cuenca sin urbanizar con un área de aproximadamente 2 kilómetros cuadrados. El flujo entra por la parte sur a la urbanización recientemente construida, pues no aparece en los datos en el censo de 2010 del INEGI.

“Si la urbanización continúa en el terreno hacia el sur éste fraccionamiento tendrá problemas, pues en la sección de entrada del arroyo natural hacia la calle del área urbanizada, no se cuenta con ninguna obra pluvial (alcantarilla, canalización u otra), lo cual es preocupante, pues el arrastre en una avenida extraordinaria podría inundar Parajes de Santa Elena”, asegura el informe elaborado durante la administración de Isidro López.

Protección. Las vallas de protección del arroyo Tetillas corren el riesgo de ser derribadas por la corriente.
Desborde. El canal es insuficiente para la gran cantidad de agua que se acumula con cada lluvia.

Como prueba de lo anterior, el informe integra dos imágenes aéreas del sector, donde se observa el área de riesgo completa y una más en donde se pueden ver las casas que fueron construidas alrededor del arroyo y cómo el cauce desemboca directamente en el bulevar Otilo González.

Durante un recorrido por el lugar, VANGUARDIA pudo observar cómo las rejillas del drenaje pluvial estaban obstruidas por basura, muebles y hasta un colchón.

“Siempre está tapado con basura o con tierra, es mucha basura acumulada y por eso se sube al agua. Las autoridades deberían limpiar porque sí se inunda mucho”, platicó David Charles, quien frecuentemente pasa caminado por la zona.

Por otro lado, Ignacio Briones comentó que el puente peatonal resulta peligroso tanto en tiempo de lluvias como de frío, ya que al ser de lámina lisa, resulta muy resbaloso.

Entérese

Parajes de Santa Elena se ubica a un costado del bulevar Otilio González.

Desde 2014 fue señalado como un punto de riesgo.

En la colonia no hay ninguna obra pluvial, lo que aumenta el riesgo de inundación.