Desfalco. Fue en su etapa como jefa de Gobierno del DF, cuando Robles Berlanga efectuó desvíos millonarios. Cuartoscuro
Involucrado en ‘La Estafa Maestra’, el publicista recibió más de 60 millones de pesos

CDMX.- Si hay un actor de reparto en la obra de “La Estafa Maestra” impuesta por la extitular de la Sedesol y la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, ese es el empresario Luis Kelly Ramírez.

Durante más de 20 años, los movimientos ilícitos que la exfuncionaria realizó le beneficiaron con millones de pesos al publicista gracias a los contratos con sus empresas.

Tan solo durante el mandato de Enrique Peña Nieto, dos compañías de Kelly Ramírez recibieron 60 millones 476 mil pesos. 44 millones 139 mil fueron por contratos directos.

Según constató la Auditoría Superior de la Federación, al menos dos compañías vinculadas al publicista, Tunas y Nopales Comunicación y TV de Mente, sirvieron para el desvío de 5 mil millones de pesos de la Sedesol y Sedatu, las cuales ocupó Robles Berlanga.

Pero el nexo entre la política y el empresario, se remonta a 1999.

Quien hoy enfrenta dos procesos penales por delincuencia organizada y lavado de dinero, le dio ocho contratos por adjudicación directa al 2000, para sus empresas Publicorp y TelShop, por más de 200 millones de pesos.

Como jefa de Gobierno ejerció un gasto de aproximadamente 798 millones de pesos en dos años, solo en comunicación social.

Según la Comisión Anticorrupción, tres empresas de la familia Kelly recibieron contratos por 24 millones de pesos por producción de spots, diseño de imagen y arrendamientos de equipo.

La beneficiaria número uno de esta relación corrupta es Tunas y Nopales Comunicación, que recibió contratos de 16 millones de pesos de dependencias públicas como Sedatu, INAH, la Conavi y la SFP.

Esa misma empresa fue subcontratada por tres televisoras públicas de Quintana Roo, Hidalgo y Hermosillo, involucradas en “La Estafa Maestra”, las cuales le dieron a los Kelly contratos por 44 millones de pesos. Con información de Proceso