ARCHIVO/ La institución informó que los signos vitales del sacerdote se encuentra bien y hubo un progreso en la ventiliación de sus pulmones
A pesar de presentar estas mejorías, el sacerdote sigue intubado y los médicos esperan que no se estén encubando bacterias que provoquen infecciones

La Diócesis de Saltillo anunció que el sacerdote Manuel Pachicano, quien a inicios del mes de agosto confirmó haber contraído COVID-19, despertó después de varios días de haber estado sedado.

La institución informó que los signos vitales del sacerdote se encuentra bien y hubo un progreso en la ventiliación de sus pulmones.

“El padre se encuentra bien, sus signos vitales están normales y ya está despierto. Se progresó en la ventilación pero se elevaron los glóbulos blancos”, señala la información.

A pesar de presentar estas mejorías, el sacerdote sigue intubado y los médicos esperan que no se estén encubando bacterias que provoquen infecciones. Esperan que en 48 horas se pueda retirar el respirador.

“Aún está intubado pero está regresando de la sedación y deseando que no esté encubando una bacterias que provoque infecciones. Esperando que en las siguientes 48 horas puedan retirar el respirador”, señalaron.

OTROS SACERDOTES

Sobre la salud de los sacerdotes Roberto Cumberland, Roberto Campos y Eduardo Trujillo no se otorgó información, limitándose a comentar que Cumberland se encuentra con un estado de salud óptimo.

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.