Foto: Especial
Ante la resolución del juez, el estudiante no podrá volver a clases

Alejandro G., a quien también se identifica como “Pache”, y quien el pasado 21 de marzo fue suspendido como alumno de la Facultad de Jurisprudencia de la UAdeC, se mantendrá en esa calidad debido a que pesa en su contra una decisión del Agente del Ministerio Público Adscrito a la Unidad Especializada de Delitos contra la Mujer, de la Fiscalía General de Coahuila, quien solicitó una medida cautelar en su contra.

Lo anterior se desprende de la resolución emitida por el Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de Coahuila al desechar la demanda de amparo promovida por el alumno suspendido. De acuerdo con el documento, la decisión del Consejo Directivo de la Facultad de Jurisprudencia, de suspender a Alejandro, no fue una que se adoptara de forma autónoma, sino en cumplimiento de una medida de protección dictada como parte del proceso de investigación que lleva a cabo el Ministerio Público.

El artículo 137 del Código Nacional de Procedimientos Penales establece que, incluso en la fase inicial de la etapa de investigación de un caso, es posible decretar medidas de protección a favor de la persona denunciante, entre las cuales se encuentra la “prohibición de realizar conductas de intimidación o molestia en contra de las presuntas víctimas”.

De acuerdo con la resolución del Juzgado de Distrito, la medida de protección a favor de quienes demandaron penalmente a Alejandro G. habría sido dictada como parte de la integración de dos carpetas de investigación que, eventualmente, derivarán en el ejercicio de la acción penal en contra del alumno de Jurisprudencia y quienes hubieran sido acusados junto con él.

El Juzgador Federal que desechó la demanda de amparo precisa, sin embargo, que el alumno suspendido tiene la posibilidad de controvertir la medida del Ministerio Público ante un Juez de Control, del Fuero Común, y que sólo después de agotar esta instancia puede recurrir al juicio de amparo.

VANGUARDIA publicó este miércoles que María (nombre utilizado para proteger si identidad) denunció penalmente a Alejandro G. debido a que durante una relación sentimental que sostuvieron en el pasado, él habría grabado momentos íntimos de ambos y luego compartió las imágenes en grupos de chat con otros integrantes de la Facultad de Jurisprudencia.