Foto: Youtube / En la imagen se observa al Dr. José
Este prototipo de vacuna fue el resultado de meses de trabajo de los expertos que trabajan en la Iniciativa Jonas Salk

Basada en una proteína spike de virus SARS CoV-2 científicos mexicanos desarrollaron una vacuna de ADN contra el COVID-19. El grupo de investigadores liderado por Manuel Aguilar Yáñez, Julio Valencia Suárez y Alejandro Carballo Amador se han encargado de trabajarla.

En caso de que continúen los resultados positivos esta vacuna sería la primera de América Latina en probarse con personas

Este prototipo de vacuna fue el resultado de meses de trabajo de los expertos que trabajan en la Iniciativa Jonas Salk, llamada así por el virólogo estadounidense que desarrolló la vacuna contra la poliomielitis.

Los científicos de la iniciativa calculan que para septiembre de 2021 podrían contar con 100 millones de dosis, pero esto dependerá de diversos factores legales que tendrían que revisarse.

Actualmente estudian tres grupos de 60 ratones para probar en ellos la vacuna, explicó Carballo Amador.

Se optó por esta proteína para el desarrollo de la vacuna, ya que la licencia del plásmido empleado es propiedad de la empresa Natura Technology Corporation, que cuenta con la infraestructura en grado clínico necesaria para su producción masiva. Lo que les ahorró años de investigación, reporta Milenio.

El proyecto Jonas Salk ha sido organizado es una iniciativa de un grupo de científicos mexicanos con amplia experiencia en el ramo biotecnológico, a los cuales se les han unido profesionales de diferentes disciplinas, así como el apoyo y respaldo de universidades, empresas y organizaciones civiles.

Con información de Noticieros Televisa