Reclamos. El grupo protestó de manera pacífica, pidió defender a la familia y mayor seguridad a las autoridades. Foto: ESPECIAL
El contingente se formó por grupos que salieron de cuatro puntos de Cuernavaca

MORELOS.- Miles de personas vestidas de blanco, convocadas por el obispo de la diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, marcharon en esta ciudad para manifestarse contra los matrimonios igualitarios, aprobados en la legislación civil por el Congreso de Morelos hace unos días, y los calificó de pobres y raquíticos.

Los inconformes expresaron que las nuevas decisiones legales autorizadas el pasado miércoles, destruyen al verdadero matrimonio y a la verdadera familia.

Señalaron que hay cansancio entre los habitantes porque esta entidad ocupa a escala nacional los primeros lugares en delitos de alto impacto y no hay resultados para alcanzar la paz.

Hubo algunas personas que, en sus pancartas, rechazaron los matrimonios entre personas del mismo sexo y otras se manifestaron sólo en favor de la familia

Los contingentes salieron de cuatro puntos: sur, norte, oriente y la zona metropolitana, alrededor de las 08:30 horas, y llegaron a las 10:30 a la catedral, donde el prelado leyó un discurso de más de una hora a favor de la paz de Morelos y el país.

CONTRA BODAS GAY

Quien ataca la familia no sabe lo que hace porque desconoce lo que deshace (…), que todos los niños vayan a la escuela, estudien y convivan con normalidad. Que los padres no sientan la angustia de que algo les pueda pasar a sus hijos, que los adolescentes y jóvenes acudan a la secundaria y la preparatoria con la seguridad de que las escuelas están libres de drogas, manifestó el religioso.

Añadió: la paz también se forma en la familia, por eso es obligación de los poderes públicos reconocer la verdadera naturaleza del matrimonio y de la familia, protegerla y ayudarla. Sin ser homofóbicos, los nuevos y alternativos modelos de familia nos parecen pobres y raquíticos.

EL CONGLOMERADO

En la marcha participaron familias de morelenses que se quejaron de la inseguridad y demandaron a las autoridades paz. También hubo algunas personas que, en sus pancartas, rechazaron los matrimonios entre personas del mismo sexo y otras se manifestaron sólo en favor de la familia.

Ante miles de personas, además mencionó que el Sistema Nacional de Seguridad Pública ha reportado que Morelos de 2012 a 2015 se ubicó, en delitos de alto impacto, entre los primeros 10 lugares del país, pese a que este sistema se retroalimenta de datos maquillados que envían los gobiernos estatales.