Foto: Vanguardia/ Nadia Betancourt
Las instalaciones del Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 10 “Nor-Noreste” que recientemente fue cerrado, se utilizarán como un centro de internamiento estatal

Abasolo, Coahuila.- El gobernador Rubén Moreira Valdez confirmó que las instalaciones del Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 10 “Nor-Noreste” que recientemente fue cerrado, se utilizarán como un centro de internamiento estatal.

Informó que en los próximos meses el Gobierno Federal entregará oficialmente al Estado de Coahuila la cárcel de máxima seguridad que se ubica en Monclova y que tiene una capacidad para mil 200 internos.

Una vez concluido el procedimiento, el edificio se convertirá en un centro penitenciario que estará a cargo del Estado, en el que serán recluidos las personas que cumplen condenas por delitos del fuero común.

Moreira Valdez señaló que ésta fue una solicitud que se hizo a las autoridades federales desde la pasada administración, a fin de que la Región Centro cuente con un espacio para los reos de Monclova y sus alrededores.

Anteriormente el reclusorio albergaba a presos del fuero común hasta el 2009, en ese entonces el edificio se entregó al Gobierno Federal para ocuparlo con los internos a su cargo, por lo que se procedió a remodelar el inmueble y reforzar la infraestructura.

Cuando el centro federal fue cerrado, los ciudadanos de Monclova y la Región Centro aprovecharon para exhortar al Estado reubicar a sus familiares internos en los penales de Saltillo y Torreón a las instalaciones que se desocuparon para facilitarles las visitas semanales.