Trágico. Desesperado, Rolando tomó un taxi para llevar a su esposa a recibir atención médico, pero fue inútil./ ULISES MARTÍNEZ
A los 36 años perdió la vida en brazos de su esposo, no se ha determinado la causa

Una mujer murió en el interior del taxi que la llevaba al hospital, después de una mala noche.

Lucía Mendoza Ramírez, de 36 años, se sentía mal y le pidió a su marido que la llevara al médico, al ver que el estado de su esposa se complicaba, Rolando Daniel Espino llamó al 911, pidiendo una ambulancia, pero como la urgencia era mucha, y al ver que no llegaba, decidió ir por un carro de sitio y llevarla.

Así lo hizo, y el Nissan Tsuru número económico 1347-T fue el que le prestó el servicio al matrimonio y entre ambos, el esposo de Lucía y el taxista, la subieron para dirigirse al hospital.

Fue en el cruce de Valencia y Barcelona que la preocupación aumentó por parte de Rolando, pues vio que su mujer no respiraba y no respondía a ninguna estimulación que le hacía.

En ese lugar fue que se cruzaron con personal de bomberos, cuyos paramédicos atendieron a la mujer pero ya no había nada que hacer y solamente confirmaron el deceso de Lucía.

Las hermanas de ella vieron cómo los oficiales municipales que acudieron también al reporte acordonaba el área mientras que se esperaba al personal de la Fiscalía General del Estado que ya habían sido avisados.

Con lágrimas informaron que Lucia padecía de insuficiencia renal, enfermedad que ya venía arrastrando de tiempo atrás, probablemente esto desencadenó algo más y fue como al no resistir falleció.

Momentos después de realizar las diligencias pertinentes, se ordenó el levantamiento del cuerpo y su traslado a las instalaciones del Semefo donde se determinará la causa del deceso que aparentemente fue natural.