Causa natural. Su esposa Alma fue a buscarlo tras saber que Ignacio se sentía mal, pero al llegar lo encontró cubierto con una sábana. JUAN FRANCISCO VALDÉS
Víctima iba a tramitar una cita en el Módulo de Control Vehicular, pero no llegó

Antes de alcanzar a tramitar su cita en el Módulo de Control Vehicular, Ignacio G., de 55 años, murió en la banqueta frente a un estacionamiento público la mañana de ayer, en la colonia Bellavista, tras desvanecerse.

Tenía su domicilio en la calle de Constitución en la colonia Bellavista y sus restos quedaron a orillas de la calle Antiguo Camino a Monterrey, entre Veracruz y periférico Echeverría, en la ampliación Guanajuato Oriente.

De acuerdo con la entrevista que sostuvo la Policía Estatal Investigadora con la esposa del ahora occiso, María Alma R., Ignacio salió de casa desde las 9:00 horas.

María Alma dijo que primero iba a tramitar una cita en la Secretaría de Hacienda, luego al departamento de control vehicular.

Sin embargo, horas más tarde recibió una llamada telefónica a su domicilio, donde un grupo de jóvenes le notificaron que su esposo se sentía mal y pidieron su presencia inmediata. Antes de colgar, le señalaron que ya estaba siendo atenido por una ambulancia.

Sin perder tiempo, acudió acompañada de un grupo de familiares, pero al llegar lo vio sobre la banqueta cubierto de una sábana en color azul.

Señaló que Ignacio padecía de hipertensión arterial y una mala circulación de sangre.

Entre llanto y desesperación, Maricela fue llevada al Ministerio Público para el trámite del reclamo e identificación de cadáver. Por ley el cuerpo se trasladó a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para un certificado de defunción.

Víctima iba a tramitar una cita en el Módulo de Control Vehicular, pero no llegó