Manifestación hacia el Palacio Presidencial para celebrar el Día Internacional de la Mujer este viernes en Yakarta, Indonesia. Foto: EFE
Bajo el lema "Ella no tiene la culpa", un grupo de activistas rusos ha convocado actos en las principales ciudades del país para visibilizar la violencia de género que sufren impunemente millones de mujeres.

Más de un centenar de mujeres se manifestaron hoy contra la violencia sexual y a favor de más representación femenina en la política con motivo del Día de la Mujer en Aceh, la única provincia de Indonesia que se rige bajo la ley islámica o ley sharia.

Los asistentes marcharon desde la gran mezquita de Baiturrahman en la capital provincial Banda Aceh hasta la concurrida intersección Sampang 5 y fueron acompañadas por oficiales de la policía que se unieron al grupo, según presenció un fotógrafo de Epa/Efe.

"Apoyar a las mujeres y chicas que han sido víctimas de violencia sexual", exigía una de las pancartas esta mañana durante la marcha, que fue organizada por más de una decena de ONG y a la que asistió la mujer del gobernador de Aceh, Darwati A. Gani.

"La violencia sexual continúa ocurriendo y no ha sido gestionada de forma adecuada", dijeron en un comunicado conjunto varios grupos civiles, que también criticaron la corrupción de los partidos políticos y la falta de protección de las víctimas de abusos sexuales.

La reivindicación de las manifestantes llega mientras se discute en la Cámara de Representantes (Cámara baja) una nueva ley contra la violencia sexual que ha recibido el visto bueno de activistas pero a la que se oponen facciones conservadoras.

Formaciones como el islámico Partido de la Prosperidad y la Justicia (PKS, en indonesio) argumentan que la propuesta de ley promueve el "sexo libre" al proponer la descriminalización del sexo fuera del matrimonio.

Aceh, situada en la isla de Sumatra, introdujo la sharia a comienzos de 2000 como concesión del Gobierno central para que abandonase sus aspiraciones independentistas y para terminar con décadas de enfrentamientos con el grupo armado Movimiento para la Liberación de Aceh.

La ley islámica pena delitos como estar en un lugar privado con miembros del sexo opuesto sin estar casados o el adulterio mediante azotes con una vara en plazas públicas.

Más del 33 por ciento de las mujeres indonesias entre 15 y 64 años han sufrido violencia sexual o física, según los datos más recientes de del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Indonesia, el país con la mayor población musulmana del mundo con el 88 por ciento de seguidores del islam sus más de 260 millones de habitantes, celebra elecciones presidenciales y legislativas el próximo 17 de abril.

Manifestación hacia el Palacio Presidencial para celebrar el Día Internacional de la Mujer este viernes en Yakarta, Indonesia. Foto: EFE

"Ella no tiene la culpa", el grito feminista ruso ante la violencia de género

Bajo el lema "Ella no tiene la culpa", un grupo de activistas rusos ha convocado actos en las principales ciudades del país para visibilizar la violencia de género que sufren impunemente millones de mujeres.

Según el manifiesto divulgado por los organizadores con ocasión del Día de la Mujer, las víctimas de violencia se topan a menudo con la incomprensión e incluso acusaciones de haber provocado la agresión.

"Acusar a la víctima de un delito que se cometió contra ella es un código cultural nocivo que aún está muy arraigado en nuestra sociedad", denuncia el escrito.

De acuerdo a las estadísticas, cerca de 14,000 mujeres mueren cada año en Rusia a manos de sus parejas, mientras unas 36,000 sufren malos tratos a diario.

A su vez, los últimos datos del Servicio Federal de Estadísticas de Rusia indican que solo el 10 % de los 16 millones de mujeres que sufren violencia machista llegan a denunciar la situación ante los órganos de seguridad.

Por su parte, la investigadora de Human Rights Watch Yulia Gorbunova recuerda que el último gran estudio sobre la violencia de género en Rusia se llevó a cabo en 2012 y concluyó que una de cada cinco mujeres en algún momento de su vida ha experimentado maltrato físico a manos de su pareja.

"Lamentablemente, no hay datos actualizados y es que a falta de una definición jurídica de la violencia doméstica, es prácticamente imposible valorar la envergadura real del problema", apuntó en unas declaraciones a Efe.

Todo el dinero reunido durante las tres jornadas que dure la acción "Ella no tiene la culpa" será destinado íntegramente a centros de ayuda a mujeres en situación de crisis.

"No somos una sola voz, somos un coro de voces y cada uno quiere decir lo siguiente: no me da igual, estoy en contra de la violencia y quiero tomar iniciativa en la lucha contra esa lacra", explica el manifiesto feminista.

Los fondos recaudados en Moscú irán a parar a la organización "Kitezh", que presta asistencia a víctimas de violencia de género desde 2013, periodo en el que ha atendido a cerca de 1,500 mujeres.

"Son mujeres de clase media, con estudios, embarazadas o con hijos, que aguantaron la violencia de género durante años en un intento de 'salvar' la familia", explicó en unas declaraciones a Efe la directora del centro, Alena Eltsova.

Varias mujeres acuden con pancartas a una concentración en apoyo al Día Internacional de la Mujer, este viernes en San Petersburgo. Foto: EFE

Según Eltsova, es importante que los ciudadanos sean más conscientes de la situación por la que pasan millones de mujeres para poder prevenir los casos de violencia y ayudar a las que la experimentaron sin hacer la vista gorda, como todavía ocurre en muchas ocasiones.

Y es que "la sociedad y los medios de comunicación rusos son tolerantes" con esa lacra, lo que hace que los agresores continúen impunes y sorteen el rechazo del entorno, opina.

La directora de "Kitezh" cree importante la realización de iniciativas como la de hoy porque, dice, ayudan a "visibilizar" la violencia, pero al tratarse de un problema complejo que "comienza en la niñez" y se confunde "con el lenguaje del amor" hay que atajarlo con una labor educativa en "escuelas, cárceles, hospitales y el ejército", entre otras instituciones estatales.

"Cuanto más se hable de ese problema, más rápido dejará de ser un estigma", coincide con ella la investigadora de HRW, quien ya otea cambios en la opinión pública para dejar de percibir la violencia intrafamiliar como algo “normal".

Varias mujeres acuden con pancartas a una concentración en apoyo al Día Internacional de la Mujer, este viernes en San Petersburgo. Foto: EFE

A la vez, subraya que aún queda un largo camino por recorrer para vencer los estereotipos y los prejuicios que rodean la violencia en el ámbito familiar.

 

"Ella no tiene la culpa", que incluye conciertos de rock, charlas y exposiciones, se celebrará en un total de quince ciudades rusas, entre ellas Moscú y San Petersburgo, y también en Minsk, Bielorrusia.

"Tenemos algo que decir, y creemos que el mensaje será más alto y efectivo si lo hacemos juntos y no por separado", concluyen los organizadores.

El Día de la Mujer es festivo en este país, pero ya no tiene el carácter reivindicativo del que gozó en la Unión Soviética. 

Más de cien mujeres se manifiestan contra la violencia machista en Nairobi

Más de cien mujeres se manifestaron hoy en el centro de Nairobi con motivo del Día Internacional de la Mujer, bajo el lema "Humanizar los cuerpos de las mujeres negras" y con el exigencia de que el Gobierno de Kenia ataje la violencia machista.

"Salimos a la calle como feministas porque nos matan cada día pero no existe una conversación sobre ello en las instituciones. Queremos inyectar el feminismo en la discusión pública porque, mientras sigan sentados, más mujeres seguirán muriendo", declaró a Efe la abogada keniana y coorganizadora de la protesta, Vivian Ouya.

La marcha, convocada por el grupo Feminists in Kenya, discurrió por las calles del centro de la capital keniana con paradas en el Parlamento, el Tribunal Supremo y la Oficina del Presidente.

La movilización, que repitió consignas como "Las mujeres unidas jamás serán vencidas" o "No más feminicidos", contó con la presencia de la diputada del Parlamento keniano Esther Passaris, quien dirigió un mensaje al presidente del país africano, Uhuru Kenyatta.

"Las mujeres kenianas sufren tortura emocional y física y necesitan protección", subrayó Passaris, quien reclamó un reunión con el Gobierno para abordar ese problema.

Desde el Ejecutivo, el vicepresidente, William Ruto, abogó en su cuenta de la red social Twitter por "una comunidad más equilibrada" mediante el "incremento de las oportunidades para las mujeres" y su "empoderamiento", si bien no mencionó la violencia machista.

Según datos de 2014 de la Oficina de Crimen de Kenia, casi una de cada cinco kenianas (21 %) ha sufrido violencia sexual, y casi la mitad de la población femenina (45 %) de entre 15 y 49 años, violencia física y/o sexual.

La iniciativa popular Counting Dead Woman Kenya (Contando a las mujeres muertas en Kenia), que busca resolver la falta de información sobre este tema, ha contabilizado 25 feminicidios confirmados solo en enero y febrero de este año.

La protesta de hoy resultó relevante por la escasez de precedentes de marchas organizadas por mujeres en Kenia.

La última movilización que agitó a las kenianas se remonta a noviembre de 2014, cuando una mujer con minifalda que esperaba el autobús en Nairobi fue agredida por un grupo de hombres hasta desnudarla en un "matatu" (furgoneta de transporte público), lo que desencadenó el movimiento "My dress, my choice" ("Mi ropa, mi elección”).

Entre las principales demandas de las manifestantes que salieron hoy a las calles de Nairobi destaca el lanzamiento de un plan nacional de acción contra el feminicidio y la violencia contra la Mujer, que reconozca esos problemas como una "emergencia nacional", tal como hizo el Gobierno de Sierra Leona en febrero pasado.

"Aunque nuestra Constitución es muy progresista, la implementación es un problema, no se asignan fondos suficientes", explicó a Efe otra organizadora de la protesta, la jurista Nancy Houston.

También exigen la reforma de los departamentos de género de las comisarías, que ahora no cuentan con agentes especializados e incluyen a hombres, algo que no facilita la declaración a las mujeres que han sufrido una violación, según las activistas.

Denuncian igualmente las "faltas de respeto públicas de los políticos" hacia las mujeres, como el aplazamiento en noviembre de 2018 de la votación sobre el llamado "Proyecto de Ley de Género", una propuesta para reformar la Constitución y asegurar al menos que un tercio de los escaños del Parlamento sean ocupados por mujeres. 

- Mujeres y hombres kenianos participan en una protesta contra el feminicidio durante la celebración del Día Internacional de la Mujer, este viernes, en Nairobi, Kenia. Foto: EFE

Una huelga y manifestaciones para celebrar el Día de la Mujer en España

Organizaciones feministas, sociales y sindicales, apoyadas por partidos de izquierda principalmente, celebran hoy el Día de la Mujer en España con una huelga, paros laborales parciales, actos y manifestaciones reivindicativos de la igualdad de trato y oportunidades.

El país ha vivido una semana intensa de movilizaciones "moradas" (el color del movimiento feminista) de concienciación social en defensa de las mujeres y sus derechos, contra la violencia machista y las agresiones sexuales.

En 2018, España marcó un hito histórico con la convocatoria de la primera huelga general feminista y manifestaciones multitudinarias de mujeres y hombres para exigir igualdad real.

La medianoche pasada, cientos de personas iniciaban la jornada de este 8 de marzo con caceroladas, cánticos y gritos de consignas feministas en el centro de Madrid, donde hay convocada una manifestación a las 19 horas (18 GMT), con el lema "Somos imparables, ¡feministas siempre!". 

Otra de las principales manifestaciones feministas del día será en Barcelona (noreste español), con el lema "Paramos para cambiarlo todo”.

Manifestantes que secundan la huelga feminista efectuaron varios cortes de tráfico a primera hora de la mañana que complica la circulación tanto en el interior de la capital catalana como en las vías de entrada, informaron fuentes oficiales.

Manifestación en Bilbao para denunciar las discriminaciones laborales y salariales que sufren las mujeres, con motivo del Día Internacional de la Mujer. Foto: EFE

Los sindicatos mayoritarios españoles, UGT y CCOO, confían en que el seguimiento de la huelga contra la discriminación laboral, económica, social y política de las mujeres será un “éxito".

Así, llamaron a la participación de todos, tanto mujeres como hombres, y en las concentraciones y otras protestas que se desarrollarán durante todo el día.

La desigualdad de las mujeres en el mercado laboral se refleja en una peor inserción laboral, con peores condiciones y menores salarios, lo que a su vez ayuda a explicar las desigualdades sociales, argumentan los sindicatos.

"Queremos una España feminista. Porque solo desde el feminismo acabaremos con la violencia machista y lograremos la igualdad real", escribió hoy el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, en Twitter. 

Y "solo desde el feminismo -añadió- alcanzaremos una democracia plena. Este 8M volveréis a hacer historia. Viva la lucha de las mujeres". 

El conservador Partido Popular, que es el principal de la oposición, pidió a toda la sociedad española, "sin exclusiones", que se una a la causa del Día Internacional de la Mujer, pues necesita el concurso de todos, "con independencia de planteamientos políticos o ideológicos". 

Vista general de la marcha feminista celebrada este viernes en Madrid, con motivo del Día Internacional de la Mujer, para reclamar una igualdad real entre hombres y mujeres y denunciar las violencias machistas. Foto: EFE

Miles de filipinas protestan en las calles contra un "misógino" Duterte

Miles de mujeres salieron hoy a las calles en el Día Internacional de la Mujer para protestar contra las políticas "neoliberales" y "macho-fascistas" del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, a quien tildaron de “misógino".

"Duterte es la misoginia personificada, no sólo lanza improperios y amenazas contra las mujeres, sino que desgraciadamente sus palabras han calado en algunos agentes de las fuerzas de seguridad, responsables de abusos a mujeres", indicó a Efe la secretaria general del grupo feminista Gabriela, Joms Salvador.

La activista denunció que los casos de violencia y abuso sexual contra la mujer han crecido un 153 % durante la administración de Duterte -que arrancó en julio de 2016- respecto a la media registrada la década anterior a su mandato.

"Sus palabras no son sólo retórica vacía o chistes sin importancia, sino que se transforman en una realidad que obliga a las mujeres filipinas a enfrentar situaciones más difíciles de violencia y opresión sexual", aseveró.

Mujeres filipinas gritan consignas durante una protesta celebrada este jueves con motivo del Día Internacional de la Mujer, en Manila, Filipinas. Foto: EFE

Salvador fue una de las líderes feministas que encabezó la manifestación que recorrió varias avenidas de Manila, a la que asistieron unas 8.000 mujeres según los grupos convocantes.

Desde el Centro de Recursos para la Mujer -uno de los grupos que convocó la marcha junto a Gabriela- señalaron que, desde que Duterte asumió la presidencia, hay 59 agentes de policía implicados en 35 casos de violencia hacia la mujer, de ellos 18 violaciones.

"Las mujeres en Filipinas tienen que enfrentar de manera incesante los ataques misóginos y sexistas de Duterte y sus secuaces", lamentó la directora de ese centro, Jojo Guan.

Las manifestantes también protestaron contra las políticas "autoritarias" y "neoliberales" del gobierno de Duterte, como la guerra contra las drogas -que se ha cobrado unas 20,000 víctimas-, la ley marcial en Mindanao, o la reforma fiscal TRAIN, que "empobrece a las clases más desfavorecidas”.

"Para la mujer rural el principal problema es la falta de tierra, eso nos hace más pobres, junto con otras políticas del gobierno como el techo al precio del arroz", lamentó Cathy Estavillo, portavoz de la organización de mujeres campesinas Bantay Bigas.

Una adolescente filipina grita consignas durante una protesta celebrada este jueves con motivo del Día Internacional de la Mujer, en Manila, Filipinas. Foto: EFE

En un comunicado con motivo del Día de la Mujer, Duterte instó hoy a "apoyar su empoderamiento" y "superar las brechas y desafíos en la búsqueda de la igualdad de género”.

Sin embargo el mandatario es conocido por sus comentarios machistas, como cuando afirmó que prefiere hombres en su gabinete; besó a una mujer por la fuerza en un acto, animó a militares a disparar en la "vagina" de guerrilleras u ofreció "42 vírgenes" por turista.