3 empates a 6 puntos son los que se registran en la historia de la NFL, los 3 son de los Cardinals en los años 70, 72 y 2016. Foto: AP
Es cierto que las defensivas lucieron imponentes y detuvieron los ataques rivales, pero en el tiempo extra ambos tuvieron más de una oportunidad para llevarse la victoria y no supieron aprovecharla
1er empate registrado por los Seahawks de Seattle en su historia dentro de la NFL

Era uno de los juegos más atractivos de la Semana 7 de la NFL y se convirtió en uno de los más extraños, todo un martirio para los pateadores de ambos equipos. Seahawks y Cardinals empataron el partido a 6 puntos, pero lo más sorprendente fueron las oportunidades que ambos fallaron para llevarse la victoria.

Durante el transcurso del juego, las defensivas prometían un duelo de pocos puntos y lo cumplieron, donde los pateadores acapararían los reflectores y no nos quedaron a deber. Lo hicieron pero de forma negativa.

El primero en llevarse las miradas fue el de Arizona, Chander Catanzaro en el segundo cuarto. En ese momento sufrió un bloqueo de la patada, pero minutos más tarde tuvo su revancha y logró un gol de campo de 46 yardas para el 3-0.

Las ofensivas trataron, pero no pudieron ante la buena actuación de las defensivas, así el tiempo transcurrió hasta llegar el último cuarto, donde otro bloqueo de patada sería el protagonista.

Un despeje fue bloqueada por parte de Seahawks, y preparó el terreno para una patada de 40 yardas que realizó Steven Hauschka con el que Seattle empató el encuentro y lo mandó a tiempo extra. 

En la primera serie ofensiva del agregado, Chandler Catanzaro realizó su segundo gol de campo, ahora de 45 yardas para irse al frente 6-3.

La siguiente ofensiva, Seattle movió el ovoide con el ala cerrada Jimmy Graham hasta llegar a la 36 del campo contrario, ahí ya no pudieron avanzar más y Hauschka hizo el gol de campo para volver a empatar, ahora 6.

Con menos de 4 minutos en el reloj, los Cardinals realizaron una ofensiva que se quedó en la yarda 1 de concluir en anotación, Davis Johnson seguía moviendo cadenas, como en todo el partido, pero en la zona roja no pudieron concretar. Decidieron patear.

La confianza de los equipos especiales de los Seahawks estaba por los cielos. Ya habían desviado un par de patadas y buscaban arruinar la “victoria segura” de  Cardinals.

Catanzaro tenía el triunfo en la bolsa, pero mandó el ovoide al poste ante la mirada incrédula de todo el estadio.

Ahora era el turno de Seattle, donde consumieron el reloj hasta dejarlo con sólo un minuto por jugarse.

Decidieron correr el ovoide y lo dejaron tan cerca de la zona de anotación que, con menos de 10 segundos, Steven Hauschka entró para convertirse en el héroe del encuentro. Centraron el ovoide, pero sorpresivamente también falló su intento de gol de campo, algo inédito y poco visto en la NFL.

Cardinals no tuvo tiempo para otro intento, sólo un “Ave María” infructuoso y empataron el partido.

Lo extraño es que, en 1972 ante Filadelfia y en 1970 ante Kansas City, los Cardinals también empataron a 6 puntos. Para Seattle, este es la primera igualada en su historia.