Según un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) El nivel del mar podría subir más de un metro de aquí al año 2100 si se mantiene el actual aumento de las temperaturas debido al calentamiento global

El nivel del mar podría subir más de un metro de aquí al año 2100 si se mantiene el actual aumento de las temperaturas, avanzó este miércoles un informe de la ONU, que advierte de que eso podría obligar a desplazar a millones de personas.

Las conclusiones del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) no dejan lugar a dudas: la subida podría situarse en entre 30 y 60 centímetros si las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen fuertemente y el calentamiento climático se limita a 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

Pero en comparación con finales del siglo XX, podría llegar hasta los 110 centímetros si continúa la tendencia actual del aumento de las temperaturas.

El análisis de ese panel dependiente de Naciones Unidas, presentado en Mónaco, evidencia que el calentamiento climático también aumenta la temperatura de los océanos, que son más calientes, más ácidos y menos productivos, y que fenómenos extremos como El Niño vayan a ser cada vez más frecuentes y severos.

Ese informe es el más extenso hasta la fecha sobre el impacto de la crisis climática en los océanos y la criosfera y sus autores avisan de que aunque el mar abierto o los polos puedan parecer lejanos para mucha gente, la población depende en gran parte de ellos de forma directa e indirecta.

Se calcula que pequeños glaciares en Europa, el este de África, los Andes Tropicales e Indonesia perderán más del 80 % de su masa de hielo de aquí a 2100 con el actual escenario de altas emisiones de gases de efecto invernadero.

Con ello, se ve afectada también la calidad del agua y su disponibilidad en regiones más bajas, con implicaciones en sectores como la agricultura, el turismo o la generación de energía.

El IPCC recalca la presión a la que la actividad humana ha sometido a los océanos, que han absorbido cerca de un cuarto de las emisiones de gases desde los años 80, lo que ha provocado su acidificación. El grupo de expertos añade que la capa del hielo marino del Ártico se está reduciendo y volviendo más fina.

Incluso si el aumento de la temperatura se quedara por debajo de esos dos grados, el permafrost, la capa de suelo permanentemente congelada en las regiones polares, perdería el 25 % de su superficie más externa. Pero en un escenario menos favorable, ese porcentaje podría elevarse al 70 %.

El IPCC recuerda que 670 millones de personas viven en regiones de alta montaña, 680 millones en zonas costeras de baja altitud, cuatro millones de forma permanente en la región ártica y 65 millones en pequeñas islas, además de distintas especies de animales que podrían verse abocadas a la extinción.

Aunque los ecosistemas costeros con vegetación protegen la costa de la erosión, cerca del 50 % de humedales han desaparecido en los últimos 100 años como resultado de la acción humana, fenómenos climáticos extremos o el alza del nivel del mar.

"La palabra clave ahora es adaptación. Eso nos permite abordar muchos de los riesgos que se puedan presentar y nos podría ayudar también a disminuir los efectos que se puedan experimentar a través de esos riesgos. Por eso es importante tomar acciones tempranas", explica a EFE la científica chilena Carolina Adler, una de las autoras del texto.

Eso significa, añade, respetar el objetivo del Acuerdo de París sobre el clima para que el aumento de la temperatura no supere los 1.5 grados, establecer una verdadera coordinación entre gobiernos y organismos, y aplicar medidas de mitigación.

El IPCC considera que reducir factores de vulnerabilidad, como la urbanización costera, es una respuesta efectiva. Otras como la construcción de edificios a prueba de inundaciones son apropiadas solo ante el actual nivel del mar, pero no de cara a las previsiones futuras.

En otros casos, su recomendación es más extrema: "Cuando la comunidad afectada es pequeña, o tras un desastre, reducir el riesgo con una reubicación vale la pena que se tenga en consideración si hay zonas alternativas", concluye el informe. 

 

¿Por qué son importantes los océanos?

 

El 'Informe Especial sobre el Océano y la Criosfera en un Clima Cambiante' del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC), que fue presentado este miércoles, revela el alcance de la crisis a la que se enfrenta la humanidad ante el calentamiento de los océanos y sus consecuencias inmediatas.

El IPCC es el órgano de las Naciones Unidas encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático y el nuevo informe especial sobre los océanos aborda las principales amenazas que el cambio global plantea al mundo marino, como el aumento de la temperatura, la sobrepesca, el aumento del nivel del mar o su creciente acidificación. En el informe han trabajado 104 autores y editores que han revisado 6,981 publicaciones.

Pero, ¿qué conocemos sobre el estado de los océanos? Estos son algunos datos a considerar:

1.- El océano es un espacio vital para la vida de los seres vivos, cubre el 70 por ciento de la superficie de la Tierra y es la parte de la biosfera más grande del planeta.

2.- Los océanos albergan entre el 50 y el 80 % de toda la vida en la Tierra, según datos del World Resources Institute (WRI).

3.- Asimismo, generan el 50 % del oxígeno que se necesita en la Tierra y absorben el 25 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) derivadas de actividades humanas.

4.- Capturan el 90 % del calor generado por las emisiones de CO2, lo que significa que son el mayor sumidero de carbono del planeta y un amortiguador contra los impactos de la crisis climática, según el WRI.

5.- El mundo marino y sus recursos ocupan el número 14 en la lista de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

6.- Según la ONU, contienen el 97 % del agua del planeta y representan el 99 por ciento de la superficie habitable del mundo en volumen.

7.- Más de 3,000 millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento y la pesca emplea directa o indirectamente a más de 200 millones de personas.

8.- A nivel mundial, el valor de mercado de los recursos marinos se estima en 3 billones de dolares por año o alrededor del 5 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

9.- Hay un millón de especies animales y vegetales en peligro de extinción, incluidas las marinas, según ha alertado el informe de la Plataforma Intergubernamental Científico Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES)

10.- Se estima que en los océanos habitan 200,000 especies identificadas, pero en realidad existen millones, según Naciones Unidas.

11.- El ascenso de la temperatura del agua marina provocada por el calentamiento global causa su acidificación y la alteración de estos ecosistemas.

12.- Según datos de la ONU, cada año llegan unos trece millones de toneladas de plásticos a los océanos procedentes de las actividades humanas algo que pone en riesgo la vida de miles de especies y ecosistemas.

13.- Esta situación llevó en 2017 a los asistentes a la primera Conferencia de los Océanos de Naciones Unidas a firmar el compromiso de preservar los sistemas marinos (objetivo 14 de los ODS).

14.- En 2018, se presentó la Alianza de Naciones para la limpieza de los Oceános para luchar contra la contaminación plástica, tema que ha generado una acción mundial contra estos residuos.

15.- 2020-2030 ha sido proclamado el Decenio de la Ciencia del Océano para el Desarrollo Sostenible y en 2020, Portugal acogerá la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Océano.