Le preguntamos que si le gustaría interpretar el papel de Angélica Rivera y dijo: “No, yo no me dedico a imitar a primeras damas pendejas”. / Archivo
La actriz estuvo en la FILA 2016, dentro del programa ‘Leo…luego existo’ y VANGUARDIA habló con ella sobre su carrera actoral

La primera actriz, quien lleva más de 40 años en la actuación tanto en teatro y televisión, estuvo el martes por la tarde en la sala Alejo Carpentier de la Feria Internacional del Libro en Arteaga, donde leyó para los coahuilenses “La Culpa es de los Tlaxcaltecas” de Elena Garro, siendo un honor para la actriz compartir una de sus lecturas favoritas.

Durante la lectura que duró aproximadamente 30 minutos, la sala estuvo casi llena con admiradores de la carrera artística de Raquel, quienes al final de su participación no dudaron en acercarse a ella, para hacerle saber su admiración y seguimiento de su trabajo.

Raquel Pankowsky, quien tuvo mucha popularidad por su papel de Martita Sahagún en una parodia de Televisa a la sexenio Panista de la etapa de Vicente Fox, charló para VANGUARDIA sobre la situación del país, la falta de lectura en la sociedad y el poco interese que hay de la ciudadanía por temas políticos, así como de su carrera actoral. 

“Me siento muy contenta de estar aquí y participar en el programa de Bellas Artes, el cual ya cumplió 13 años de presentar “Leo… luego existo”, y donde participamos un grupo de actores que vamos por toda la República Mexicana a leer diferentes autores, principalmente latinoamericanos, con el fin de fomentar la lectura en los adultos, pero también tenemos el programa ‘Quieres que te lo cuente otra vez’, enfocado en cuentos para  niños”, dijo la actriz.

-¿Por qué elegiste este libro?-
“Pues me dijeron que leyera este libro y yo estaba feliz porque Elena Garro es alguien que me gusta mucho, pero tiene muchas lecturas muy interesantes, así que estaba batallando  mucho para elegir cual leerles, y hasta que me escribieron para ver si podía leer “La Culpa es de los Tlaxcaltecas”.

Al ya tener tiempo de estar participando en el programa de “Leo… luego existo”, la actriz comentó que el hábito de la lectura debe de iniciar desde temprana edad, aunque muchas veces en las escuelas se les obliga a leer algo que no les gusta y no les interesa, lo que logra que vayan perdiendo el gusto al pensar que la lectura es aburrida y lo terminan viendo como obligación. 

“Yo lo que les puedo decir es que si no leen se pierden de un mundo maravilloso, pero la lectura es desde pequeños, los niños tienen que aprender a leer desde muy chicos y si sus padres leen en presencia de ellos, desde temprana edad comenzarán con el habito de la lectura”, mencionó.

Archivo

-¿Qué les recomiendas a la sociedad para que agarren el gusto por la lectura?-
“Lo que pueden hacer es que empiezan a leer lo que les gusta, así les va a agradar mucho y se van a sumergir en las letras, pero si no lo hacen se van a perder de que su imaginación crezca, porque cada escritor redacta su mundo de tal modo que los lectores  comienza a ver diferentes historias que hasta cierto punto tienen algo de realidad”, añadió la actriz.

Al preguntarle sobre su papel de Marta Sahagún en la satíria política de “La Parodia” de televisa, Pankowsky, dijo que se siente muy feliz de haber podido hacer el personaje, que inicio como una interpretación cualquiera, de la cual no se imaginó que la haría estar en la boca de todos.

“Me sentí muy feliz de interpretar cómicamente a la Martita esposa del presidente Vicente Fox (Chete), lo empecé a hacer como algo no muy importante y resulta que me hizo famosísima, me gustó mucho porque siempre he estado interesada en la política y es algo que me mueve muchísimo y me hace estar siempre sobre los temas de mi país; el papel de Martita, lo hice como cotorro, pero también fue para ver si despertaba conciencias”, detalló Raquel.

Ante su interpretación de un personaje político, y al tener que sumergirse en el tema, la actriz manifestó que hay mucha gente que no toma conciencia de lo que está pasando en el país; “Muchos te dice con orgullo ‘es que a mí la política no me gusta’, pero la verdad, no se trata de que te agrade o no, sino es algo que tiene que ver con tus estudios, tu comida, tu sueldo y si no te interesa, los políticos se aprovechan y te van sacar todo lo que puedan seguiremos siendo el pueblo ‘idiota’ que somos, dejados, sumisos, fanáticos, que no sabe gritar por sus derechos”, indicó.