La Vinotinto hizo un juego impecable en la goleada ante la Albiceleste en el estadio del Atlético de Madrid

Argentina sigue sin caminar de la mano de Lionel Messi.

En un regreso que generaba grandes expectativas, ahora bajo el mando de Lionel Scaloni, la Albiceleste no pudo demostrar el poderío de los nombres con que carga la Selección y cayeron estrepitosamente 3-1 ante una Venezuela que ha demostrado garra en los últimos compromisos que ha disputado.

EFE

El Wanda Metropolitano fue testigo, una vez más, de como el máximo astro del FC Barcelona no dio ni uno de los destellos de "crack" que con el cuadro blaugrana demuestra cada fin de semana y dejó pasar en vano esos 265 días en que la fanaticada pampera esperaba con ansias la vuelta de su nuevo "Dios".

EFE

No transcurrieron ni 10 minutos en el juego para el desastre argentino. A los 6' del trámite, Salomón Rondón marcó en el marco de Franco Armani para clavar el 1-0.

Y fue el mismo Rondón quien hizo el 2-0. Sin pensarlo, el ariete del Newcastle tomó la de gajos de espaldas a Gabriel Mercado para hacer el segundo del encuentro y poner en aprietos la estrategia de Scaloni.

EFE

Argentina respondió en la segunda mitad. Lautaro Martínez, quien se ha convertido en todo un vendaval en la Serie A, acercó a los suyos al minuto 59 a pesar de que no encontraba sociedad con sus compañeros.

Pero no era todo lo que la Vinotinto tenía entre manos. A los 75 minutos, el central marcó una pena máxima de Juan Foyth sobre la estrella de la MLS, Josef Martínez, haciendo el 3-1 y demostrando el porqué hizo campeón al Atlanta United.

EFE

La siguiente prueba, ante Marruecos el martes, podría ser la reinvindicación de Messi y Scaloni de cara a la Copa América o, en su defecto, otro desastroso año para el futbol argentino.